Domingo

La extrañeza

apercibe

al testigo.

No,

no es un

“echar de menos”,

es de raro,

incluso de extraordinario.

Un silencio sepulcral,

celular.

No siento el cuerpo.

No siento el entorno.

Observo, sintiendo.

Una nada plena

que fluye en lo que

acontece.

Todas,

todos

están en mi.

No hay diferencia.

Instantes tonales

que emergen

muriendo

en un arcoiris vacío

de tiempo.

Un flujo continuo

de mutación.

El cambio en busca

de la novedad

sin fin.

Lo extraordinario

fenece en la ubicuidad

anodina del kosmos.

Se materializa en ese

vulgo tenue del ahora.

Esa función de onda

que colapsa

en la intención

mental

del instante.

La magia se rompe

al aroma de un pedo

redentor.

El verdadero

grito

del silencio.

El cuásar biológico

que informa

de ir a cagar.

Uno más,

de esos “precios”

que el universo

paga

para reconocerse.

© Alf Gauna, 2021

Un comentario sobre “Domingo

Responder a Concepcion Ruiz de Gauna Pelaez Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s