The Thing

Sí, dicen que hay “una cosa” dentro de nosotros que se cuece al fuego lento de la evolución kósmica

En 1982 un incombustible Kurt Russell en la estación 31 de la Antártida se enfrenta a un bichito que tiene la mala costumbre de meterse en los cuerpos de los demás para poder sobrevivir. Argumento recurrente en la literatura y en la filmografía de ciencia ficción.

La alegoría no puede ser más guay.

Bicho, alma, alien, cristal de conciencia, la verdad es que a mi me da un poco igual como lo denominemos en función de nuestro imaginario colectivo cultural.

Lo que parece claro es que la mayor parte de la sabiduría perenne se empeña en que haya alguien dentro de nuestro cuerpo para personalizar este uraniano viaje biológico.

La verdad es que es cojonudo que haya alguien dentro del cuerpo pues así desde la dualidad podemos crear los pronombres personales e incluso,según evolucionamos, los posesivos y en esencia la violencia innata de la división, del bien y del mal y de los siete pecados capitales.

Cómo todo nace de la reacción y poco o muy poco de la síntesis, la respuesta antagónica a esta dualidad es la no división, eso de “todos somos uno”, aunque normalmente esos que abogan por esta visión suelen ser más UNO que los otros pues esos otros o no están despiertos o no están iluminados o simplemente no les toca en esta encarnación.

En lo social o en lo político es la eterna canción, “you know”, individuo versus colectivo, liberalismo versus comunismo.

La visión wilberiana de la evolución de como el bicho que nos posee mira el mundo ordena esos yoes terrestres en función de la cantidad de perspectivas que ese yo es capaz de asimilar es un loable intento de creer que es posible exorcizar a los seres biológicos humanos poseidos por esa alma o ente diabólico. Jo que frase más complicada….

Vivir para nosotros mismos, vivir para la familia o para la tribu, vivir para la nación, vivir para occidente u oriente, para el norte o para el sur, vivir para la tierra como nación global , vivir para gaia como ser vivo, vivir para el sistema solar como seres solares, vivir para la vía láctea como seres gácticos, vivir para el grupo local como seres intergalacticos , vivir para Lanikea como seres intergrupales , vivir para el universo observable como seres kósmicos o vivir para un multiverso como seres interkósmicos quizá no deje de ser un viaje de ciencia ficción para la mayoría.

Las distintas visiones filosóficas, religiosas o cosmológicas delimitan y condicionan la manera en la que estas nuestras formas biológicas se enfrentan a este breve periodo kósmico que es la vida.

Por ahora en el tránsito de esta forma que os habla ,desde este sueño de la dualidad egoica biológica, quizá lo que hasta ahora más le resuene, es la de un conglomerado celular con una programación arn mensajero que le lleva a replicar aminoácidos y proteinas con un cierto propósito.

Parece que THE KOSMIC THING o nos ha inoculado la vacuna de pfizer para inmunizarnos al virus de la mente, o nos ha echado un exorcismo para quemar con agua bendita al “diablo vestido de prada” de nuestra personalidad, o nos ha mandado un parroco de barrio para bautizarnos y proteger nuestro cuerpo de todo mal.

Virgencita que me quedo como estoy…..

©Alf Gauna, 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s