Amor breve

No, no hay tiempo

para el amor.


El amor necesita espacio.

En mentes ocupadas

sólo hay movimiento,

velocidad,

espacio / tiempo.


Pulsión

por conseguir,

por olvidar,

por proyectar.


Infinitivos

estratégicos.


La falta de palabras

nos enferma.


Enfermar es olvidar

nuestra existencia,

la muerte de nuestro

amor propio.


Ser en el eterno

instante del ahora

resquebraja la

gravedad einsteniana.


Allí donde la metafísica

del amor se encarna

en física,

allí donde habita

el monopolo

de la atracción infinita.


©Alf Gauna, 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s