Zen-saciones desde mi Cueva Zen

Sensaciones desde mi Cueva Zen
 
Mi ordenador ha petado. El calor ha fundido las esferas de estaño que unen la GPU a la placa Madre, basicamente 500 eur o a la basura, aquello de la obsolescencia programada.
 
Era moderno tenía 6 años, jejeje de tiempos capitalistas, pero por lo visto cumplen años como los perros pero en vez de multiplicar por 7 se multiplica por 1000.
 
Me quedan 15 días de conexión wifi, aunque Lowi me ha regalado 60 Gigas para irme de veraneo.
 
Quizá pueda pagar un hotel todo incluido con esos 60 Gigas en una playa de Copacabana
 
Otro fin de ciclo.
 
Escribo desde un móvil eso que nunca uso y en el que mantengo 3 contactos. Sigo echando de menos aquellos “buscas” lo llamaban buscas porque te buscaban y luego tenias que buscar una cabina de teléfono , ahora tarea imposible,para luego contactar con quién te buscaba, Mi padre tenía uno en los 70, un verdadero lujo, lo tuvo hasta que se canso de que mi madre le buscará
 
Lo bueno es darse cuenta de lo ligero que se convierte el deseo de la clave 30 de mi sol de diseño de mi cruz de encarnación cuando la vida se encarga de ir quitándote todo, espero que al menos el aire lo deje.
 
He visto este video  de una de mis canciones favoritas y el deseo capitalista se despierta como una sombra fascista desequilibrando mi pose Zen-Nada.
 
Escucha la música y lee esto a la vez, es chulo poder compartir la amargura , que otro la pueda sentir y que sepa como te sientes. Normalmente sólo se comparte el odio o la felicidad o supuestamente el amor. Pero la amargura es poesía cuando se convierte en consciencia interna.
 
Bacaciones.
 
Hace tanto tiempo que ya no se cómo se escribe.
Quizá fuera con V.
 
El agua del mar creo que era salada.
 
El Sol estoy seguro que se ponía por poniente por lo de ponía.
 
¡Ay! Estate, odio el Estate, como canta Bocelli
 
Las playas del norte son otra cosa.
La verdad es que no he ido como playero nunca a otra playa que no sea del norte.
No te pones el bañador para no enfriarte.
No te bañas para no ahogarte o cogerte una pulmonía.
No había gente y podias jugar al futbol o a las palas sin pisar a nadie
El mejor día para bañarse era cuando llovía, el agua estaba más calentita.
Lo mejor era el malecón de mi playa favorita de Zarauz.
Estabas en la playa y no te manchabas de arena.
Y lo mejor te ponían calamares o un chocolate con churros, que tanto gustaba a mis abuelos y que a mi realmente nunca me gusto.
 
La verdad es que no se si me gusta la playa.
 
Pero el Estate estoy casi seguro que no…
© Alf Gauna, 2018

Un comentario sobre “Zen-saciones desde mi Cueva Zen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s