Loco por ti.

Sí.

Loco por ti.

¿Loco?

Sí, ¡y que!

No uso la mente.

Mi cuerpo va solo.

Llora despacito.

Grita desesperado tu ausencia.

Soy testigo de sus convulsiones nocturnas.

Ven, toca 

mi cuerpo.

¿Ves?,

se tranquiliza.

Me llaman loco porque no domino el cuerpo.

La mente no soy yo, son los demás intentando controlar mi cuerpo.

No, el cuerpo no es tuyo, tampoco es de los demás.

El cuerpo es del universo y sólo quiere sentir para ver.

La locura es el querer controlarlo.

Somos un sumatorio infinito de cristalitos intentando experimentar.

Me llaman loco porque no controlo.

Yo les llamo vanidosos por controlar.

Cuando los cuerpos se tocan el universo se ilumina, los testigos despiertan y reconocen la aventura del amor, de la única realidad posible, la unión infinita y eterna de nuestros quarks.

Si estoy loco por ti,

loco porque me abraces,

que me beses,

mi amor

¿ no te das cuenta ?

Somos el universo que se frota para que con el fuego  se encienda la luz del electrón y así soñemos que somos dos en la eternidad de nuestra unidad.

Juguemos, bailemos, hagamos el amor y aceptemos que estamos locos de pasión por vivir, de experimentar y reconocer el cuerpo que nos ha tocado en esta lotería primitiva de la vida.

De nuestro orgasmo nacerá la ternura en una supernova de neutrinos dextrogiros formando un óceano de posibilidades para que nuestro fractal encuentre el camino de la serendipia hacia el “deja vu” de la emergencia…o no.

¿Loco?

Sí.

Por ti.

Mi amor.

©Alf Gauna, 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s