Lecciones de amor

Sigo 

escribiendo 

mis notas 

de amor.

 

Aunque,

nadie escuche,

mi familia de poetas,

que habita en el olimpo

del silencio eterno,

resucita a la vida

con cada una 

de mis

rimas

fallidas.

 

En un coro místico

de esquizofrenia

incomprendida

recojo con humildad

las semilla muerta

de mis hermanos

en el arte

de enlazar 

partículas sonoras

del universo.

 

Quiero 

embalsamar

tu cuerpo 

con aceites

distópicos 

de tus ausencias.

 

Sí, 

soy 

egoísta,

quiero

poseerlo 

eternamente

en la noche 

de Brahma.

 

Enlazo versos 

con utopias 

constantes 

que nos permitan

la loca aventura

de

sentir.

 

Que nos

lleven lejos 

de esa realidad 

anodina

de necesidades 

sociales 

injustamente

insatisfechas.

 

La magia 

revoletea 

como un colibrí

libando el carmín 

de tus labios.

 

Deposito cada 

uno de tus besos

en mi paleta 

de pintor kósmico

para colorear

de un intenso rojo

la pasión de tu vida.

 

Quiero emborracharte

en la Gran Vía de Chicote

con mi coctel 

de serotonina 

aderezada

con

una pequeña

aceituna

de cortisol

y que,

a modo de

cianuro de amor,

nos lleve juntos

camino

de la muerte eterna.

 

Camino 

místico 

de libertad

donde,

en un coito 

supremo,

tu yo

y 

mi yo

se funden

en

el

mar

infinito

de

la 

nada.

 

Sí,

allí

donde

algunos

mitos

dicen

que habita

el nosotros.

 

© Alf Gauna, 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s