Elegantemente escandalosa

Elegante y pizpireta,

caminas con valentía

hacía

la incertidumbre

de un cuerpo

nuevo.

La familia siempre

quiere sangre,

quiere carne,

para curar sus heridas.

El universo

te agradece,

con pasión,

esa mágica consciencia

con que

transitas este proceso.

Todos somos

Cristos crucificados,

acuchillados en

el costado del linaje,

por ese romano

que es nuestra experiencia

de vida.

Aunque la hiel

de la mutación

brota a borbotones,

Lourdes, la materia Yin

del universo,

cicatriza, con

sus besos

de quarks,

tu herida.

El cirujano plástico

del amor reconstruye

con pasión esa forma

que te acompañará

en tu florecer

de tu nueva vida.

No, no tengas miedo,

la belleza de tu existencia,

es el verdadero

demiurgo que da forma

a tu cuerpo.

Ya nadie preguntará

quien eras,

pues se

deslumbrarán

con el glamour

de quién SOS.

Yo,

simplemente,

te espero,

a ritmo

del tic

y

del tac

de mi

corazón abierto.

©Alf Gauna, 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s