Colibrí

No,

la gente

no siente

con la pasión

que lo hago yo.

¿O sí?

No sé,

quizá,

los que sí,

lo esconden.

Imagina,

abraza a esa

persona amada,

siente que caes

por un acantilado infinito

en una sucesión eterna

de instantes finitos.

Rodeados de un vórtice

de sensaciones inconexas

los corazones

palpitan al unísono

en ese terremoto

de reconocimiento mutuo.

En el ojo del huracán

la mensajera de la paz

muta a colibrí

multidimensional.

Su kósmico aleteo

tamiza el tiempo

en un singular

tris, tras

de pasados,

de futuros.

Un presente

que se desintegra

al ritmo

marcado

por el diapasón

de las pasiones

fundidas.

Cuando

poco

a poco

te vas soltando,

un “deja vu”

agónico,

se torna

en un viaje

místico

al vacio

de la tierra

de nunca jamás.

Sí,

allí,

donde

tu corazón

late

si el

del otro

vibra.

©Alf Gauna, 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s