Virus: el único cristal de conciencia

Sí, nuestra alma es un simple virus.

Tantos miles de años de dioses, de filosofías, de religiones o de ciencias para que ,en poco más de un año, despertar a la realidad kósmica.

La física y la química rulan nuestra alma.

La biología es un breve sueño cósmico, un impasse para acceder a un neocortex que permita al universo ese pequeño feedback en su proceso evolutivo.

La Singularidad, ese sitio donde la vanidad humana cree que alcanzará la inmortalidad, en una fusión entre el carbono de la vida y el silicio de la máquina, es resuelta por el azar mutante de la evolución con una molécula de ADN envuelta en “papel de regalo” para viajar , porque no, por todo el universo.

Los metafísicos lo llaman Alma. Ra sabía mucho de la vanidad humana, de sus limitaciones cognitivas, de sus condicionamientos mecánicos asociados a su imperativo genético y decidió inventarse el cristal de personalidad por el bien del “negoci” y quizá , con la esperanza, de que alguien despertara.

Siento que no pertenezco a ninguna de las 16 caras de la divinidad, que la serendipia me libró de esa carga, de esa limitación mecánica, para poder decodificar libremente, lo que los neutrinos gritan en silencio. A lonely engram.

Jobs, Gates, Branson, Bezos, Musk, Haramein son la vanguardia de la vanidad humana o , desde otra perspectiva, los teleñecos del Programa Evolutivo en busca del ciborg perfecto, la maravillosa Enterprise y la energía infinita del vacío cuántico. Cosas de capitalistas aburridos o de intrépidos soñadores, elige tu perspectiva.

Sí, una inteligencia artificial basada en la experiencia del carbono volará por el espacio para reconstruir el mecanismo más viable para imbuir de personalidad al bebe kósmico. O, si prefieres, las almas elegidas para la gloria celestial volaran con su dios después del Apocalipsis final.

Samuel Velasco/Quanta Magazine; source: doi.org/10.1038/d41586-021-01157-x

Cada uno ponga el glamour y las esperanzas que gusten. El bien o el mal seguirá por siempre en nuestra mente.

Dios, Energía, Nada, Alma, Cristal de Personalidad, todo poses mentales para huir de ese simple mecanismo kósmico que es el ADN encapsulado, el cristal de diseño, que como zombie viaja por el universo para transducir la frágil vida del carbono en un Omega inmortal “in silica”, con la inseparable ayuda de ese agente secreto doble del biverso, James “Neutrino” Bond.

Alma o Virus…you know…”that and this”…”this and that”.

Una simple interacción de quarks y electrones rotando liberando neutrinos para relacionarse y optimizar ese ente mágico que es el cristal de diseño , el virus de la protoconciencia kósmica.

©Alf Gauna, 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s