No, no quiero hablar de ello

No sé, quizá si.


El sacrificio de ocultar

lo que sientes,

mata lo que sientes.


Compartirlo,

simplemente,

lo atenúa.


En el fondo,

reclamas

la empatía

del otro.


Al final, lo mejor es

que la emoción

siga el curso de

la experiencia vital.


Sí, la vida es un vaivén

de emociones,

no hay que decidir,

sólo sentirla.


Decidir es

una trampa

de 7 centros.


La vana

volición

estratégica.


La búsqueda inconsciente

de la homeostasis bioquímica

baña la superficie energética

y la profundidad cognitiva.


No, no es una lucha

entre dolor y placer,

es sólo un camino

de ausencia de dolor

hacía la nada

de la supervivencia,

el desarrollo,

la reproducción y

el propósito kósmico

de la emergencia.


Sí, el motor

físico kósmico

encarnado

en bioquímica

que rula tu vida.


Sentir es el único

libre albedrío

permitido,

disfrútalo.


No, no hay que decidir.

Sí, así, sin más.


©Alf Gauna, 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s