El éxtasis del dolor

Estoy saturado de dolor.


Un dolor sin solución.


La mente

no es

capaz

de decidir,

la vida en el

cuerpo

lo hará

o

no.


Distinguir

entre

miedo y

necesidad

no tiene sentido

con el hipocampo

encogido.


El fiat

enrojece

la hez

del ayer,

encogiendo

la voluntad

del

mañana.


En la corchea,

mitad del negro

futuro,

doble

de la semicorchea

de la nada del ayer,

vislumbro

el poder

indoloro

en el

silencio

del ahora.


Respiro

y

sueño.


Sueño

y,, quizá,

mañana,

respire

again,

la primitiva

diaria

del dolor

decidirá.


©Alf Gauna, 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s