Sailing

Me mareo en el mar.

Pero la vida me exige

el sacrificio de seguir

navegando.

No me gusta navegar,

prefiero el “sailing”

en inglés, sí,

a lo Christopher Cross.

No me gusta el viento

pero por lo visto sin él,

un barco de velas no se mueve.

No, no tengo motores.

No, tampoco se nadar.

Con lo cual me puedo tirar al

mar y que todo se acabe.

Ese instante en el que

los pesados del yoga

y de la meditación

alcanzan sin técnica

la conciencia plena.

Fundir la gota de la vida

en el océano

de la nada inconsciente.

Allí, donde el adn se pudre

en cenizas elementales de

protones y electrones.

Alcoholizarme de neutrinos

sin destino ni fractal.

Ser infinito en el vacío

multiforma sin forma.

La metaforma atemporal

del instante eterno.

Pero, quizá,

un beso de mi amada,

me ayude asirme del naufragio

de lo absurdo

del ayer y del mañana.

O si no, why not,

una simple caricia.

©Alf Gauna, 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s