Caricia

Los surcos de tu piel

se me hacen infinitos.

Ese viaje a ninguna parte

donde nadie te espera.

Fundirme en el eterno

espacio de tu placer.

Tus carrillos sonrosados,

la boca entreabierta,

susurros cómplices,

son el motor

de curvatura

para alcanzar

el hiperespacio

de nuestro destino.

La cocina de fusión

de un nosotros

sin forma.

Besos,

caricias,

orgasmos

ausentes

de egos.

Mutan las palabras

en dodecafonismos

incoloros.

Cenizas de sublimes

senderos

donde,

una simple

caricia,

es la alquimia

medieval

que transmuta

lo barroco

de nuestra pasiones

en el renacimiento

metamodernista

de nuestro amor

post-turquesa.

2 seres siendo

en el presente

continuo

del ahora,

allí donde el pasado

nunca existió

y el futuro,

ya,

no,

no es necesario.

©Alf Gauna, 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s