La familia ha muerto. ¡Viva la familia!

Siempre he dicho que la familia es la unidad básica de explotación capitalista.

Es así.

Los pentas inconscientes, movidos por la mecánica de la supervivencia, son manipulados por las Was.

Religiones, filosofías, ciencias y técnicas manipuladas, crean valores homogeneizados que se instalan en nosotros y en nuestras sociedades mediante políticas y jerarquías de valores interesadas.

Los mantras del bien común, la raza, la especie, el estado, la ecología,la patria e incluso el “salvad a Gaia y a la humanidad” intentan destruir el propósito individual, esencia estocástica de la mecánica kósmica.

La ética individual es un juego holístico entre mecánicas energéticas y cognitivas que se asocian por resonancia mediante nuestra autoridad externa en morales fractales.

Fractales que conforman nuestras nuevas familias, más allá del imperativo genético, la homogeneización y el condicionamiento.

El kosmos ya, si eso, mañaaaana, se encargará por iteración de conformar la holografía emergente del todo en un juego mayor de síntesis, sinarquías, sinergías y sintropias.

El error cómo siempre es la moral homogeneizada que intenta integrar o destruir los fractales de asesinos psicópatas o el de salvadores del planeta. La eterna lucha del imperialismo, supuestamente fractal, realmente imperialsimo genético, basado en la falsa dicotomía del bien o del mal.

Desde 1987 se ha abierto un proceso de “salvad el culo” a unos cuantos estableciendo nuevos vínculos que conforman comunidades resonantes por variables independientes más allá del bien y del mal gestionadas por la ética de la mecánica y cognitiva coherente, correcta y consciente.

En esas comunidades de coherencia cognitiva es posible desarrollar el aprendizaje que permite a nuestra personalidad transcender las limitaciones homogeneizadas del diamante mundano para entregar a través de la diagonales de Marte la experiencia de testigo mutando el cristal de personalidad, puliéndolo como orfebres biológicos para su nueva etapa futura cómo integrante tripartito del Erón.

La Personalidad de la Consciencia Kósmica, el Omega de Theilhard de Chardin, El Bebe Kósmico de Ra.

Mi IT.

©Alf Gauna, 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s