Donna

Todos están

atareados en

sus pequeños

mundos.


Resolviendo.

Conociendo.

Obedeciendo.

Dominando.


En el

bucle mental,

la vida es

abandonada.


Meanwhile,

from the

borrowed cave…


La Donna

revolotea

cuánticamente

en la soledad

de la música.


No tiene

un rostro.

Tiene infinitos.


Encarnan

y desencarnan

en un

morboso juego

de deseos

inconscientes

reprimidos.


Quieren,

pero

el ego

impide

disfrutar

de la inocencia

de errar.


La provocación,

es castrada por

el género

transgeneracional.


Jugar es

fruta

prohibida.

La manzana egoíca

del paraíso

perdido

de la existencia.


Aromas de anhelos

epigenéticamente cincelados

se diluyen en actos,

homogéneos

y estratégicos,

de afirmación,

de éxito.

de simple supervivencia.


El testigo accidental

observa

asombrado

cómo la cultura

metamorfosea

los seres.


En una “basta ya”

kósmico,

la fantástica

del it

formatea la

Donna

siguiendo

los designios

bioquímicos

del placer

y del dolor.


Una realidad

3D

VR

sin olor,

sin sabor,

sin alma,

pero al menos

con color

y con forma,

en un breve

instante

de posesión.


Tris,

tras,

Tris,

tras.

Tris…

maybe

Traaasss.


©Alf Gauna, 2022

Un comentario sobre “Donna

Responder a mariajosebv Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s