La Estrella de la Muerte

Hoy hace 30 años

murió mi madre.


Un año después

que mi padre.

Yo tenía 30 años.


He vivido un retorno

de Saturno huérfano.


Múltiples desafíos

que sin el condicionamiento

directo fraternal

se relativizan.


La soledad agudiza

el ingenio para poner

a la gente en su sitio.


La familia genética

se diluye,

se intercambia

por el fractal

de conciencia.


La estrella de la muerte

limpia el polvo

transgeneracional

como “conga”

kósmica.


Y en el nombre

del padre,

del hijo

y del espíritu santo,

dios se hace mujer.


Y la milonga

yang

fenece bajo

los fuegos artificiales

yin.


Obtuso juego

vírico

de crípticas

transcripciones

del ARN

mensajero

de los dioses.

©Alf Gauna, 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s