La Necrópolis del Amor.

Sigo esperando la llamada del amor. Más la vida se reencarna en espíritu,
y la Forma revolotea entre los neutrinos, trinos de espines falsos.

Todos somos Avatares
en la manifestación amorfa
de una evolución inconsciente e inmanente transcendente en su propia involución.

Pero , ¡que importa!, mi amor,
si te vas.
Te vas, con tu fractal allende el Universo atómico del beso y la caricia.
Te vas, simplemente, te vas.
Y yo, sin más,
muero…
muero para renacer, como flor,
en tu corazón.

© Alf Gauna, 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s