Café

Café

Recuerdos añorados rebotan

suavemente como ecos

acolchados de remotos lugares.

Tus besos se esfuerzan en despertar

pasiones olvidadas.

Almohadas bellas lustran el

oro de tus ojos.

Aquí , solos , velamos la noche

encarnada de miel y paja,

vendidos como mercaderes

apócrifos de soles y de lunas.

© Alf Gauna, 2017 del libro “Recuerdos de mi alma naranja”

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s