Calentamiento Global

Estoy contento, después de 57 años de buscar claridad emocional he podido suscribirme a Investigación y Ciencia.

La vida había logrado que la deprivación y mi transferencia al miedo escondiera mi necesidad vital de disfrutar con la ciencia. Las rebajas de julio y los blacks friday kósmicos tienen eso , evitar la transferencia y que le eche cojones a la vida , rebajando un 40% mis miedos. Eso si, ya estoy acojonado con la proyección mental en forma de fecha limite de la suscripción, allá por julio de 2020…

Mi pasajero Alf atestigua el mecanismo de Jorge y a veces una inmensa pereza , cómo no kósmica, invade el interior de su cristal de personalidad.

Para mi todo es fuente de inspiración y creatividad, un olor, una foto, una mirada o un artículo ,  como en este caso, obtenido de mi flamante nueva suscripción.

Mi cuerpo es una especie de destiladora emocional que combina mágicamente todas las experiencias vividas y es capaz de comunicar de forma muy personal añadiendo una nueva perspectiva al fondo de neutrinos del universo, el saquito amniótico de proto-conciencia para el bebecito que parirá el multiverso, en unos pocos de miles de milllones de año.

Leo el título de un artículo y éste hace de “trigger”, de disparador, que enciende el proceso de recombinación neuronal y celular corporal:

“La Sorprendente Sincronía del Calentamiento Global”

Llevo años en este proceso de captación, en la red y en la vida, de aquellas perlas que de alguna manera corroboren la información recibida, proveniente en forma de neutrinos de la explosión de la Supernova 1987A cuya voz en forma de mensaje transmitió Ra Uru Hu.

fotonoticia_20170224173410_644

Yo Soy un Engram Neutrínico.

Esa semana de enero de 1987 se recibió un mensaje que cambió nuestra visión sobre la evolución cosmológica y biológica.

Según ese mensaje, en 1781, coincidiendo con el descubrimiento de William Herschel del planeta Urano en nuestro sistema solar, se produjo una mutación biológica que afectó a la especie conocida como Homo Sapiens. Esa mutación dio lugar a una nueva especie conocida en el mundo “esotérico” del Diseño Humano como Homo Sapiens in Transitus.

seresde9centros

Durante poco más de un siglo convivieron ambas especies y desde finales del siglo XIX podemos afirmar que la única especie presente en la Tierra es la del Homo Sapiens in Transitus.

Una serie de nuevas características se añadieron al Homo Sapiens. La posibilidad de atisbar en el horizonte una nueva conciencia emocional , más receptiva, más allá de la pura necesidad vital de la supervivencia o del control estratégico del entorno, para mi gusto, es la más importante.

Realmente en 1781 se abrió un intervalo temporal para que la evolución probara las nuevas características emocionales y receptivas en nosotros. De alguna manera es como un “inpass” entre dos especies muy diferentes el Homo Sapiens y la nueva especie: el Rave, cuya aparición se espera para 2027.

A lo largo de este período de tiempo una serie de mutaciones en nuestra biología posibilita que de nosotros nazca esta nueva especie denominada Rave.

Entiendo que a mucha gente esto le puede sonar a profecía, a ciencia ficción o a chaladura. Pero bueno, objetivamente, casi todo es una chaladura incluso que creyéramos que íbamos a cobrar una jubilación o que Trump nunca sería presidente de Estados Unidos.

Estas mutaciones en nuestra biología se llevan a cabo, lógicamente, a través de un proceso epigenético, la interacción y adaptación a un entorno de condiciones cambiantes.

Somos uno con Gaia, somos uno con el Kosmos y cuanto antes lo sintamos mejor. Pero esto no consiste en estancarse en el mensaje de la culpa o en la utopía de la salvación de Gaia, puedes tomarlo como una nueva perspectiva para fluir más tranquilamente, luego que cada uno haga lo que  considere oportuno. Consiste en ver que hay mecanismos universales cuya jerarquía natural es superior a nuestra volición y que , aunque a los verdes (aquellos que odian las jerarquías porque consideran que todas son de ordeno y mando) les joda, un poco de humildad kósmica sería una buena herramienta para vivir en los tiempos convulsos que se aproximan.

Quizá el cambio más llamativo socialmente hablando es el denominado cambio climático. En el artículo que os indico se refiere a él como una “sorprendente sincronía” al considerar que desde que se tiene datos climatológicos e incluso infiriendo de otras fuentes se puede afirmar que este cambio es por primera vez a nivel global en los últimos 2000 años:

“Los investigadores han hallado que, aunque la Pequeña Edad de Hielo fue la época más fría del pasado milenio, el momento en que se alcanzaron las temperaturas más bajas varía de un lugar a otro. Dos quintas partes del planeta sufrieron las condiciones más frías a mediados del siglo XIX, pero en otras regiones el frío más intenso llegó varios siglos antes. E incluso en el momento álgido del período cálido medieval, solo el 40% de la superficie de la Tierra alcanzó temperaturas máximas al mismo tiempo. En este sentido, el calentamiento global de hoy en día no tiene precedentes, ya que el período más cálido de la era común ocurrió a finales del siglo XX en el 98% de la superficie del planeta; el análisis de los autores no comprende el calentamiento continuado de principios del siglo XXI, porque muchos de sus registros indirectos datan de hace más de dos décadas.”

Es evidente que otro dato interesante a incorporar en el análisis del entorno que puede afectar a nuestra biología es el sorprendente aumento de la población en el último siglo. La gráfica lo dice todo:

evol-poblacion

Estos son los datos objetivos, ahora compartamos lo que el mensaje cosmológico recibido vino a decir. Lo voy hacer en plan de pequeño cuento de ciencia ficción:

“Imaginemos que la tierra es el laboratorio de experimentación de unos científicos locos.

el-profesor-chiflado

Ellos han desarrollado un programa con cierta inteligencia artificial (jejeje llámalo libre albedrío si te pone) para jugar con las condiciones ambientales de la jaula llamada Gaia, donde viven una serie de seres vanidosos que se mueven entre una serie de folklores que unos llaman religión, otros filosofía u otros ciencia; mecanismos mentales creados por los miedos al no sentirse conectados con lo que no ven. Unos se mueven en la culpa vanidosa de que somos nosotros lo que nos cargamos nuestra jaulita, otros entre la chulería vanidosa que esto lo arreglo yo por mis narices, otros siguen con aquello de más madera que es la guerra, ya sabéis hay colores para todos los gustos o de todo hay en la viña del señor. En 1987 uno de esos científicos locos en forma de supernova se “apiada” de nosotros y nos manda una subrutina salvadora, que hace de metadona relajante para la heroína de la culpa o de la chulería, que introduce en el sistema para que unos pocos puedan asumir nuevas perspectivas y la compartan con unos pocos. Esa subrutina lleva mucha información entre ella se nos hace consciente que es necesario que el calor y la grasa aumenten para posibilitar la mutación en el Homos Sapeins in Transitus y que la aparición del Rave sea posible….”

El relato continua de manera apasionante, algunos se quedan con cara de haba, otros se parten el culo por la comedia, otros se aterrorizan al atisbar un final de película de terror, otros quieren saber más del relato para huir mentalmente de la realidad y otros simplemente se preparan conscientemente para lo que se aproxima con la humildad de intentar salvar su culo y el de los pocos que realmente le escuchan: la gente de su fractal.

©Alf Gauna, 2019

Un comentario sobre “Calentamiento Global

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s