Same Old Story

Sí,

al final siempre

es la misma

vieja historia.

 

Nacidos para florecer

o nos marchitamos

en los patrones

y en las heridas

del pasado

o nos ahogamos

en un tsunami

de esperanzas

futuras.

 

La sombra 

del linaje

genético

nos persigue

como el 

Comecocos 

de Atari.

 

Ya sea por un 

Yang narcisista 

ya sea por un 

Yin Manipulador,

fruto estratégico 

de 

“La Conquista del Oeste”,

al final,

casi siempre,

nuestra conductas

heredadas

acaban

jodiéndonos.

 

A veces,

unos pocos,

en un atisbo

de aire fresco,

logran

vislumbrar

la esperanza

de liberarse y

crear

una fractal

de consciencia

que transcienda

la genética

y co-crear

una supernova

de cognición

y de amor.

 

Algunos lo 

intentan,

pero casi siempre

esa Same Old Story

gana la partida

y sólo nos queda 

la esotérica 

esperanza

de un siguiente

nivel de encarnación.

 

Me anclo en mi

Testigo mudo,

para que mi cuerpo 

emocional, transcienda

el sufrimiento

de acompañar

esos procesos

que la vida

tiene a bien

traer y

esperar,

simplemente

esperar

y esperar

con paciente

amor,

que la serendipia

kósmica

me haga

el regalo

del nacimiento

de un nuevo

fractal

diferenciado.

 

©Alf Gauna, 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s