Life

Sé que no le gusto.

Sí, en el sentido adolescente.

Pero tengo que continuar.

Es la maldición que

esa chica de Lourdes

me echó hace muchos,

muchos, años.

Quizá,

demasiados.

A “mi me conmigo”

le gustaría pasar de ella.

Pero, por lo visto,

tengo que continuar.

Un sacrificio triplemente

cincelado por el kosmos

en mi arn biológico.

Es curioso,

aunque a mi mente

le constriñe,

a mi cuerpo le muta.

Contemplo,

por si fuera mi ego.

Pero,

no.

Hay algo que no falla,

la vida, decide.

Si está ahí,

es que la cosa continúa.

Si no,

no estaría.

Es sencillo para el cuerpo.

Por mucho que le joda a la mente.

Fluir con paciencia es

la mecánica de mi cuerpo.

Quizá mis emociones estallen

pero, la vida no cambia por eso.

Si estás, no me queda otra,

estoy.

No hay más.

La vida decide

lo que duran

las experiencias.

Todas las experiencias.

Sólo la mente

intenta

compartimentarlas.

La vida

ni mide

ni clasifica

sólo,

experimenta.

©Alf Gauna, 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s