Adiós

auf-wiedersehen,

goodbye,

adieu,

addio.


Hasta siempre.


Después del

“Guirigay del Gurú”,

apetece,

en este ahora,

la simplicidad

poética.


Mañana

dirá

“dio”.


El presente

aclara

la bruma

del

pasado.


Nadie,

salvo

los

presentes.


Pequeños

estertores

amortiguan

amodiño

los coletazos

de los apegos,

la co-dependencia

de la cobardía

del

No-Ser.


Las vidas

continuan

su camino.


Mi presencia

a demanda

muere.


La emoción

del vínculo

se auto-transciende

por el devenir

a-volitivo

de la vida.


Escolios

implícitos

abogan

por la

explicitud

única

del ahora.


Sin aura,

y en el

soslayo

virtual,

transciende

la quietud

eterna

de la creatividad

kósmicamente

diferenciada.


Del agujero negro

del quantum

holísitico,

del esto y

del aquello,

emerge,

a modo

de agujero blanco,

un corazón

libre de

supuestos

libres

albedríos,

esos

“gritos

de sirena”

que buscan por

resonancia,

la geometría

fractal.


Geometría

sublime

de la materia

en relación,

en una

azarosa

y

mutante

evolución

hacía la emergencia

holografíca

de un

no se que.


©Alf Gauna, 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s