Nuestra Conexión Kósmica.

Descargar la consciencia es la esencia para un ser altamente receptivo como yo. Cagar, mear, eyacular y “down-up-loadear” consciencia son actos biológicos para mi homeóestasis corporal.

La necesidad de mi motivación y su perspectiva personal, circunscritas al binario emocional, rigen mis escritos.

El reconocimiento o no de su posible valor para la realidad es algo que sólo los seres estratégicos podrán o no confirmar.

Si no, simplemente quedará grabado en el Akasha para siempre y formará parte del entramado pre-noosférico de la criatura kósmica.

Circulaba hace un tiempo un documento de Richard Rudd que se llamaba Hologénesis, traducido por miss Malvar, donde se describía la génesis de un perfil hologenético y , en consecuencia como la esencia kósmica se vinculaba a un vehículo biológico a través del adn.

Esa esencia kósmica tomaba forma biológica en una doble instantánea de la posición planetaria, a nivel del Sistema Solar, y nodal, a nivel galáctico (Vía Láctea), del momento en que se nace y, aproximadamente, 88 días antes del mismo.

He desechado en el anterior párrafo poner “mi” esencia o “nuestro” nacimiento para reafirmar el carácter puramente impersonal del proceso.

La visión kósmologica no deja de ser una prueba de humildad para nuestro breve “yo” y a larga una herramienta de relajación para fluir en la vida biológica con un poco menos de culpa.

El relato de Rudd, era muy acertado a nivel cosmológico, salvando algunos matices, aunque para mi gusto el lenguaje con connotaciones místicas , sobre todo a nivel de transcendencia, se aleja de mi perspectiva kosmológica y siento que queda fuera de mi fractal ante las etapas que se abren en un futuro próximo.

Hay un disciplina denominada Big History, de la que ya he hablado alguna vez, que revisa nuestra historia redefiniéndola en un marco temporal más amplio, en concreto desde lo que los científicos sitúan el Big Bang. Ese momento en el que desde la nada el universo comienza a manifestarse. Realmente, es un gran avance , pues estamos considerando , acertadamente, nuestra conexión kósmica.

La mente necesita un marco temporal y por ello intenta definir a toda costa un principio y utiliza el definido por el dogma científico. El momento que el Big Bang marca el principio de los tiempos.

Para mi gusto ese momento, quizá sea el más apasionante y , en el que realmente, la física teórica, religiones, filosofías o simplemente nuestra propia intuición pueden aportar otros muchos modelos que se podrían incluir.

De alguna manera establecer un principio abierto.

Mi forma de verlo es ligeramente distinta pues para mi la Big History no comienza ni el Big Bang ni antes de él.

Yo comenzaría el relato desde que aparece la consciencia autoreflejada en las unidades homo sapiens biológicas terrestres.

Sí, cuando comenzamos a preguntarnos ¿quiénes somos o donde venimos? o miramos al cielo para ver que coño eran esos puntos brillantes. Antes, no había nadie que pudiera establecer un relato de la realidad.

Es complicado establecer quién fue el primero en hacerse esas preguntas. La cultura occidental, en sus libros de filosofía, hablan de los griegos allá por el 600 a.c., pero mirando a las civilizaciones milenarias del medio y del lejano oriente o incluso pinturas rupestres en sudafrica datadas hace 75.000 años hace que todo se complique. Mi sentir, me lleva a considerar que el nacimiento de la agricultura , entre 10.000 a 8.000 ac, es un buen momento para que el hombre, ante el exceso de comida y el sedentarismo, comenzará a cascarsela con ese tipo de pajas mentales de quién soy, de donde vengo o adonde voy.

Ese vagabuendar kósmico

Pongamos que la Big History comienza el año 8.000 a.c. Durante el proceso evolutivo en Gaia esa consciencia autoreflejada ha ido ampliando sus perspectivas desde una puramente egocéntrica hasta consolidarse recientemente a una perspectiva kosmocéntrica.

Sí , ya se que ha habido visiones kosmocéntricas desde siempre, pero cuando hablo de consolidarse recientemente, hablo de un hecho que para muchos es algo esotérico, pero para mi es una realidad física tangible desde la experimentación.

1987 marca nuestro despertar a nuestra esencia kósmica, el honor de nuestra dependencia óntica al kosmos., con el nacimiento de un mapa de conexión entre el kosmos y el hecho biológico

Despertamos a nuestra función de sensores kósmicos, diseñados para experimentar desde un hardware biológico y con un firmware a modo de adn anclado en la CPU celular.

Hasta entonces se hablaba del cielo y de la tierra, de interior o exterior, de adentro o de afuera, de arriba o de abajo.

El lema de cómo es arriba es abajo, muere.

En ese intervalo de 8.000 a.c. a 1987 d.c. la consciencia autoreflejada ha logrado definir un relato kosmocéntrico.

El kosmos no tiene principio ni final, es atemporal, donde la serendipia ha tejido una red espacio temporal de manera holofractal a partir de una matriz esencial de 64 its cuyo significados multidimensionales en forma de 64 bits nacen de la experiencia relacional en el intervalo temporal de la consciencia autoreflejada.

64 its que tienen un espectro continuo de vibración y que desde el principio del siglo xxi en un proceso de síntesis, en una de las interpretaciones del engram neutriniico, conlleva a la apertura de un fractal integral, donde el condicionamiento genético se puede transcender en pos de una cognición única y diferenciada más allá de la mera supervivencia biológica.

64 its que mutan a 64 bits en forma de Siddhis kósmicos, llaves, que en la continua danza de la experiencia, transmutan en las frecuencias biológicas de sombras y dones, enlazando bits en forma de bytes con que alimentar el Akhasa.

1.- Belleza, 2.- Unidad,

Del 3 al 62.-

Inocencia, Perdón, Atemporalidad, Paz, Virtud, Exquisitez,

Invencibilidad, Ser, Luz, Pureza, Empatía,Bondad, Florescencia, Maestría.

Omniscencia, Perfección,Sacrificio,Presencia,Valor,Gracia, Quintaesencia,Silencio,

Amor Universal, Invisibilidad, Abnegación, Inmortalidad,Devoción,Rapto,Humildad,Veneración,

Revelación, Majestuosidad, Infinito,Compasión, Ternura,Honor, Liberación, Voluntad Divina,

Emanación, Celebración, Epifanía, Sinarquía, Comunión, Extasis,Transfiguración, Sabiduría,

Renacimiento, Despertar, Quietud, Superabundancia, Ascensión, Libertad, Embriaguez, Lucidez,

Dicha, Transparencia,Justicia Divina, Santidad, Impecabilidad,

63.- Verdad, 64.- Iluminación.

Así es como la Big History puede comenzar su descripción.

1.-Quiescencia

Decía Rudd en su Hologénesis, que al Principio había el silencio y un algo quiesciente, sí un no se qué, que aún pudiéndose mover no lo hacía y que algo vino del exterior que le hizo moverse y manifestarse.

Realmente mis emociones me llevan a sentir que al principio no había principio sino un presente continuo, sí había algo que se movía pues rotaba y no había silencio, lo que no había era quién escuchará la música que emitía y no vino nada de fuera , pues no había ni fuera ni dentro solo había, un simple cambio en su propia densidad Yin en forma de perturbación en el movimiento rotatorio propicio un nuevo movimiento, algo distinto a marearse y aburrirse girando, la verdadera aventura de la manifestación evolutiva, la traslación, la energía Yang en busca del auto-reconocimento Yin.

Podéis decir Alf que puñetero eres, sólo es un relato, ya pero desde 1987 el relato se convirtió en una descripción más esencialmente receptiva, científica a posteriori, ilógicamente abstracta que filosófica, religiosa, mitológica o científicamente lógicamente dogmática.

Simplemente es una actualización del relato según mi perspectiva personal y que puedo compartir gracias a la estructura que me marca dicho escrito de Richard, ya que si no, me sería muy complicado conceptualizar en algo medianamente compresible para los seres estratégicos.

La verdad es que no deja de ser una cocina de fusión, salpimentada por mis emociones y canalizaciones de todas las fuentes que en mi experiencia vital he encontrado.

La Música y la Poesía son atemporales al igual que el éter de vacio o de quarks , energía o materia, que nos sustenta. Es el lenguaje que nuestra consciencia autoreflejada ha ido deconstruyendo a partir de la geometría y de las relaciones de los its, en forma de partículas subatómicas. Un naturalismo musical y poético que se vilipendia por la lógica terrestre de la técnica para controlar el entorno, algo que en esta época que se abre va a mutar a la simple receptividad total.

Habla Rudd que ese círculo quiesciente perfecto se rompe, se rasga, se abre a modo de agujero negro en un Big Bang de espacio y de tiempo, de luz y de sonido. Ahí comienza su alegoría de Herida Sagrada en el que todo lo que sucede tiene como intención cerrar el agujero negro.

Nace así un Universo Manifestado con intención.

La intención siempre ha sido un problema mental para mi. Me cuesta, y me sigue costando. Pero he aprendido a esperar y ver como fluye la experimentación en mi vida.

Los relatos cosmológicos se adaptan a la estrategia de la técnica, es complicado transcender a la volición de conseguir.

Abolir el conseguir es el camino de paciencia del receptivo. Un ser receptivo es un nodo en una red de información, es un engram que interpreta diversos fractales neutrínicos y redistribuye la info con la gente que se encuentra.

De alguna manera, lo que mi mente le moleste no importa, importa compartir el relato de un fractal a la gente correspondiente de ese fractal.

Si el universo de Rudd habla de una Herida Sagrada que todos heredamos yo lo retransmito pues he probado que una de las dimensiones de mi ha funcionado.

Así, como, otras cosmologías como ese biverso de Ra sin intención o ese robot cognitivo de Rhodes entre otros muchos fractales.

Otra cosa es, que yo construya mi propio universo y emerja de mi o no un fractal de fusión, de síntesis en una octava superior que mute en una nueva dimensión.

Una nueva dimensión no es más que una siguiente capa física en la construcción del necortex kósmico que servirá de soporte a la futura Noosfera.

En mi construcción de mi mitología kosmológica he llegado a la conclusión que esa manifestación es un hecho continuo, como una sinfonía de fuegos artificiales , que desde todos los puntos de un éter infinito en rotación perpetua emite pequeños vórtices a modo de partículas subatómicas, llaménse protones o quarks, compuestas de información y de luz, llaménse electrones o neutrinos , donde la rotación primigenia es la esencia de todas las relaciones y de esa relación nace la geometría espacio-temporal a modo de matriz holofractal de 64 Its.

Esos protones o quarks, los agujeros negros de la manifestación, están compuestos de pequeños preones o PSU (Planck Sferic Units,Haramein), que transportan de algún modo en potencia la información en el antineutrino, la energía en los electrones y la geometría relacional en la rotación , para construir el soporte físico de la memoria del universo en forma de espacio y de tiempo.

En un proceso continuo de retroalimentación los antineutrinos-neutrinos son agujeros de gusano que comunican el biverso en una mecánica agujero negro-agujero blanco, donde las sombras inconscientes del éter se comunican con los dones evolucionados en la experiencia espacio-temporal en busca de la arquitectura física pre-noosférica.

Definitivamente el Akasha deviene a una memoria dinámica tipo Ram (física), que diseña una Eprom kósmica (futura soporte físico de la noosfera)a partir de la Rom del eter inicial a través de la ejecución fisico-quimico-biológica de la experiencia relacional.

Mi mitología kosmológica nace de Ra, Rudd, Haramein, Rhodes y otros en una fusión de sus lagunas esotéricas y exotericas debido a sus condicionamientos estratégicos.

Mi kosmología post-turquesa nace al fuego lento de mi receptividad.

Aquerescencia, poner palabras poéticas a lo Rudd me lleva a utilizar para esta primera fase y yendo en contra de mi sentir anti-intención utilizar el término basado en la acción de “aquerenciar”cualidad de aquel que toma querencia, reconocer donde vive para retornar con consciencia a lo que siempre fue su casa, algo que , por cierto la sabiduría perenne siempre ha compartido. Ya vendrán luego los filólogos ajustando las cuentas de la exactitud ortográfica o semántica.

2.-Coalescencia

Dice Rudd en su texto:

La formación de las estrellas

“Una vez que la plantilla de la vida se había grabado a fuego en la fábrica del espacio-tiempo, la llamarada inicial del evento comenzó a disiparse y dio inicio el enfriamiento gradual. Con el enfriamiento llegó también la Coalescencia*, es decir, la condensación y formación de la materia a lo largo de las líneas radiales de todos los fractales, que aún estaban girando. En aquel entonces nacieron todos los campos de soles y estrellas, mientras que las galaxias crecían alrededor de cada agujero negro holográfico. Donde quiera que mirases podías ver a la vida intentando sanar la fisura en el centro del universo para regresar a la totalidad del punto cero. Como resultado de la Coalescencia los principios de los números y de la geometría dieron lugar a la aparición de los elementos químicos, y de los elementos químicos surgieron los planetas y sus geometrías giratorias. Cada aspecto del universo desplegable era un espejo fractal del todo. Lo que parecía ser un caos en realidad era un proceso holográfico de patrones, de flujo y de geometría. Todo aquello tenía una misión.

* Coalescencia: (fem) propiedad de las cosas para unirse y fundirse.”

Esto me resuena, quizá añadir la visión de Haramein de que debajo de cada protón hay un agujero negro, de cada estrella, de cada uno de nosotros.

O añadir, los neutrinos de Ra y su monopolo magnético que no es más que la rotación intrinseca primigenia trasladada al momento angular intrínseco de cada it del universo.

Y que cada agujero negro, cada estrella, es una fuente de antineutrinos que oscilan a distintos sabores de neutrinos.

Comienza la fabricación en las estrellas a partir de los its físicos-atómicos de eso its atómicos complejos que mediante la química relacional construirán los its moleculares que serán la base del adn, esencia formativa e informativa de nuestra biología.

3.-Quintaesencia – La vida genética temprana

Pues sí la esencia biológica aparece en el universo encapsulando los 64 its moleculares del adn dentro de una membrana celular para protegerse y comunicarse con el entorno. Y comenzar asi el proceso evolutivo experiencial con una primera etapa estratégica de sobrevivir en el entorno de Gaia.

Rudd lo describe:

“El universo se expandía mientras se enfriaba. Y entonces la misión para regresar a la totalidad dio otro giro inesperado. Ciertas órbitas geométricas de planetas y soles se unieron para crear la posibilidad de vida animada. Gaia, nuestro planeta, se formó seguramente como una posibilidad entre muchas. Los elementos se combinaron y recombinaron sin fin hasta que se hizo diana en un determinado equilibrio. Nacieron los organismos unicelulares. Eran la quintaesencia* de la vida misma, ya que cada uno de ellos contenía dentro de sí, una vez más, un minucioso mapa fractal de la totalidad. Esta era la Quintaesencia –la maravilla del código genético. La matriz de 64 bits había encontrado la manera de animarse a sí misma. Con la vida animada también llegaron las bases de la consciencia individual. Las plantas eran capaces de responder a los elementos, convirtiéndolos en energía, y la vida explotaba en los océanos, en el aire y por toda la tierra. Por toda Gaia la vida deseaba sanar la herida sagrada y, paradójicamente, al hacerlo, la vida se volvió más compleja, más diversa y más dolorosamente bella.

*Quintaesencia: (fem) Extracto mas depurado o concentrado de algo. Cualidad mas pura de una cosa.”

Pasamos de unos its físicos en un entorno kosmológico que buscan autoreconocerse a un its biológicos celulares en un entorno terrestre que evolucionan para crear la plataforma temporal biológica donde los its físicos kosmológicos puedan autoreflejarse en su camino de crear la plataforma física cosmológica para el autoreconocimiento noosférico.

4.- Presencia – El ascenso de los humanos

Richard describe esta etapa

Como el código genético continuaba evolucionando y adaptándose a su ambiente, surgió la era de los mamíferos, que a su vez dio lugar a la aparición de los seres humanos. La vida seguía entonces los mismos patrones fractales evolutivos que siempre había seguido desde el nacimiento del universo. El holograma estaba vivo, pulsante y se replicaba. Con los seres humanos llegó otro gran don –la Presencia. Por primera vez, la Presencia permitía a la vida tener la oportunidad de tener consciencia de sí misma. Pero aun así la Herida Sagrada seguía estando presente en el corazón de todo. En los humanos la herida había ido pasando, de generación en generación, a través de las líneas de sangre ancestrales codificadas en la subestructura del ADN. La presencia de la herida sagrada también trajo consigo un gran miedo, y de este miedo la humanidad buscó un escape, a veces con la persecución del placer pero sobre todo a través del poder y de la violencia. La estructura de las civilizaciones humanas se elevó y cayó durante olas de violencia y de miedo hasta que la vida, espontáneamente, cayo hacía otro avance.”

Los its biológicos celulares evolucionan en su camino de supervivencia estratégica y logran a través de la relación y la colaboración crear its multicelulares que a su vez se organizan en its más complejos hasta llegar a lo máxima complejidad posible actual engendrada en un Homo Sapiens in Transitus y su neocortex, esencia de la consciencia autoreflejada.

Una Presencia a modo de sensor kósmico que permite transformar los its en bits a través de la experiencia celular y comenzar a formar palabras, a través del neocortex en forma de bytes que mutan los its físicos con que construir la eprom kósmica.

5.-Trascendencia – La promesa de totalidad

Juntamente con el miedo que perseguía a la humanidad por eones habitaba otra posibilidad, otra pregunta. La pregunta ¿Por qué? Aquellos humanos que dieron su vida para responder a esta pregunta nos mostraron que tenemos el potencial para seguir otra dirección que no sea la del miedo. Tenemos una naturaleza superior, una posibilidad transcendente. Con el tiempo, la presencia y las palabras de sabiduría comenzaron a sonar como campanas para recordarnos la existencia de esa otra posibilidad. Se descubrió que bien dentro de nosotros, si teníamos el coraje de bucear en la Herida Sagrada, estaba latente la promesa e incluso la certeza de alcanzar la totalidad, la integridad de nuevo. Así es como comenzó la búsqueda espiritual humana. Además, en ciertos momentos de la historia parecía que esa búsqueda se volvía más intensa. Nuestros maestros más grandes llegaron una época –Jesús, Buda, Zaratustra, Mohamed. Las grandes religiones les siguieron y se escribieron muchos textos sagrados para ayudarnos y guiarnos hacia nuestra naturaleza de nivel superior –la Biblia, el Corán, el Talmud, el I Ching y muchos otros textos. Cada una de esas corrientes de exploración eran intentos de descifrar el código para alcanzar nuestra naturaleza superior, así que deberíamos pensar en la posibilidad de encontrar un camino universal para el despertar. “ R.Rudd

Aquí llegamos a algo a gusto de la coherencia de cada autor, de cómo su mecánica condicionada se ha liberado más o menos.

Los fractales se abren a lo de “así hablo zaratrustra” o “más allá del bien o del mal” a lo de dios ha muerto, lo Nietzcheniano de Ra , a lo pesimista, realista u optimista de Rhodes ,a lo angelical involucionista de Rudd o a lo radical de U.G.

En mi, han emergido unas premisas básicas ,desde mi No a una promesa a la Totalidad pero , en donde doy un sí:

– A un camino de individuación y un propósito kósmico en la interpretación por el universo de nuestra apercepción sensible de la experiencia vital.

– A aceptar humildemente nuestra dependencia óntica del kosmos que transciende el determinismo y el libre albedrío.

– A cerrar heridas que impiden la cognición libre y plena de la vida. Vivir a corazón abierto.

– A la prosperidad armónica en mi entorno fractal correcto

– A mi vida diferenciada, expresión máxima de mi existencia.

6.- El I Ching

En 1987 el I Ching el lenguaje mítico desarrollado por la consciencia autoreflexiva desde el 8000 a.c. mutó a un lenguaje kosmológico-fisico-bioquímico y psicológico conductual ante la experiencia.

Ese matriz espacio-temporal de 64 bits encapsulada en nuestro ADN de arquetipos genéricos desarrollados por la experiencia Taoista se pueden identificar en nuestro cuerpo como una impronta kósmica.

A través del cuerpo de Ra Uru Hu se recibe la Cosmología del Rave y el Diseño Humano.

Donde se enlaza la física kosmológica con las física biológica y , por mucho que hablen, no es una fusión de ciencias exotéricas y esotéricas sino el fin del velo que las separaba.

La física kosmológica se manifiesta a través de la bioquímica, la biología, la psicología y la sociología, una encarnación multidisciplinar de la física.

7.- El 64 y el Espectro de Conciencia

Esos 64 its kosmológicos han mutado a 64 bits a través de la experiencia en Gaia de la consciencia autoreflexiva en paralelo a la evolución de la especie Homo Sapiens y en su desarrollo, cumbre el Sapiens in Transitus.

Ra Uru Hu hizo una primera interpretación de ellos enlanzándolos con comportamientos experienciales movidos en la dualidad del esto y del aquello, más allá del bien y del mal, aceptando la necesidad dual de la mente para poder medir.

A principios del Siglo XXI , Richard Rudd , alumno de Ra, reinterpretó ese I Ching de las conductas y desde la contemplación compartió sus Claves Genéticas.

Utilizando el espectro de la conciencia de Wilber y las nuevos avances de la ciencia en epigenética o neuroplasticidad incorporó la capacidad humana de transcender el condicionamiento dual genético en una banda multifrecuencia de comportamientos.

De alguna manera añade la esperanza de la intención a la hora de elevar la frecuencia de vibración de nuestro ADN, para transcender el mundo dual de las sombras de la mente condicionada a una expresión libre natural de nuestros dones.

A través de la alegoría de la Herida Sagrada , ahondando en lo impersonal del proceso y en la contemplación de patrones duales de nuestras sombras las identificamos. Aceptarlas y abrazarlas es el camino de la liberación de nuestros dones y el abandono de los comportamientos victimistas.

8.- © Diseño Humano Integral

La gráfica del Rave, El Perfil Hologenético, El Baantu, Las 64Keys…

Ambos esquemas son expresiones distinta de la cartografía del cosmos en tu ADN desarrolladas a partir de las cosmologías, del condicionamiento estratégico y de la coherencia propia de cada autor.

El Diseño Humano Integral auna el Diseño Humano de Ra con el espectro de conciencia ampliando la Gráfica del Rave a las tres Frecuencias de las Claves Genéticas de Rudd.

Yo he desarrollado mi propio sistema que asocia cada técnica a la capacidad de cada ser a incorporar nuevas perspectivas, a lo niveles de consciencia de la Espiral Dinámica de Graves o de Wilber y a mi propia cosmología de fusión.

En esencia aplico mi receptividad kósmica a modo de espejo del otro y ejerzo de comadrona de su propia y diferenciada verdad entroncada en su inteligencia planetaria y galáctica.

10.-El Camino Individuación

Un despertar desde la impersonalidad kosmólogica , a modo de presencia a través de la expresión única y diferenciada de nuestros dones naturales marcados a cincel planetario y galáctico en nuestro cuerpo expresado en nuestra Fórmula del Ser y que el condicionamiento expresados en nuestra del No Ser y en nuestras Heridas se pueden transcender desde la consciencia de la variable

y la secuencia de venus.

(c) María Novillo a partir de una gráfica de Bella Krystal.

Todo enmarcado en un nuevo Ciclo donde el apoyo del sistema desaparecerá y todo nuestra prosperidad y armonía vendrá de nosotros mismos y de nuestro fractal.

Sociedades Pequeñas donde lo masculino y lo femenino muere en la expresión relacional de un arcoiris de receptividad y estrategia

11.- Epílogo.

Desde La Evanescencia de Rudd

“La mente quiescente

Todas las grandes historias tienen que seguir su curso. Cuando los seres humanos han transcendido la mente, todo regresa de nuevo a la quietud del ser. La Herida Sagrada se sana con el proceso de aniquilación divina. Sin el agujero negro en el centro de tu ser, la consciencia se libra por fin del asidero de la evolución. Es el tiempo mítico de la Evanescencia*, en el que la humanidad y, por supuesto, toda la creación volverán una vez más a su fuente. Por lo tanto llegará el hermoso canto del cisne de la humanidad. Mirar a través de esos ojos con una mente silenciosa es ser testigo del fin de todas las preguntas, y también del final de toda búsqueda. Ese tiempo existía antes de que naciéramos y se ha mantenido siempre como una memoria y como un anhelo, como un sueño en todas las culturas del planeta. El propósito del ser humano es una paradoja –estamos aquí para regresar a casa, a pesar de que en realidad no la hemos abandonado nunca.

*Evanescencia: (fem) cualidad de lo que es evanescente. Que se desvanece o se esfuma como el humo o el vapor.”

Y vuelta a la quietud y al silencio.

Al Erón de Ra Uru Hu…..

Pasando por el Yo Robot de Rhodes.

Podemos, simplemente, vivir respirando la vida a pleno pulmón y a corazón abierto, para que Let’s Play the Music y nuestro cuerpo emita bytes de poesía kósmica, eso sí:

“Guardando de 1,5 a 2 m de distancia social, con mascarilla, respetando los confinamientos perimetrales, el estado de alarma y el toque de queda….para que las UCIS no se saturen, nuestros mayores no mueran…”

Vamos, haciendo el amor a lo Cocoon, en la piscina de un geriátrico con nuestros cuerpos etéricos o con mucho voyeurismo o fetichismo..

La eterna lucha sin cuartel del “Yo” o del “Nosotros”…

Al menos, tenemos la seguridad que se “desvanecerá” con la “evanescencia” de la mente en la muerte, aunque nos quedemos con la duda del “to be continued” del quién ganará.

©Alf Gauna, 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s