Re-definiendo los Niveles de Conciencia

Probablemente lo que comparta no interese a nadie.

Pero queda escrito aquí por si alguien, en algún momento, lo descubre o simplemente para que el propio universo sea consciente de ello.

Evidentemente, no me queda otra, que asumir este rol de friki que el universo me ha otorgado desde la óptica de los intelectuales o desde la de los científicos homogeneizados e ,incluso, para los propios verdes relativistas esotéricos.

Desde el filo de la navaja de lo indemostrable , lo revelado queda oculto en lo esotérico y mancillado por lo exotérico desde su esencia dual.

La herejía que supone dudar de Einstein, Wilber, Tesla, Graves,Haramein, Ra, en si mismos herejes de su tiempo, en el fondo supone una doble herejía.

En esencia desde la perspectiva post-turquesa que da vivir en el Olimpo de los dioses, las herejías se quedan, para los intelectuales paradigmáticamente dormidos, en meras pataletas de humanos vanidosos y arrogantes que no aceptan la realidad cambiante de la evolución y esconden su miedo a romper esos paradigmas que les dan esa supuesta seguridad que necesitan para transitar sus vidas.

Dice Wilber , para mi, desde mi No Ser, con algo de razón, que la iluminación plena, más allá que el concepto de iluminación sea algo transnochado para seres de 9 centros, como apuntaba Ra, es algo cambiante y se alcanza cuando la forma encarnada es plenamente cognitiva de todos los elementos presentes en un determinado instante de la evolución kósmica.

En un palabra nuestra Dirección Kósmica se ve limitada por el momento de la evolución temporal en que vivimos.

Por ejemplo, cuando Ra compartía sus cursos grises era consciente que como no era demostrable , había que colorearlo volitivamente de oscuro. Además como el lenguaje científico que existía en ese momento era limitado a lo que era demostrable, o al menos probable, en esa época, lo que se comunicaba adquiría el matiz de mito o de arquetipo y , para muchos se convertía, en algo así como unas sagradas escrituras en las que simplemente se podía creer o seguir dogmáticamente. Cristales de Conciencia, Monopolo Magnético o neutrinos eran algunas de ellas. Sólo el neutrino tuvo la suerte de ser alzado como algo palpable cuando se comprobó científicamente que tenía masa.

Es evidente que no es herejía dudar de esos autores puesto que al final lo que se hace es actualizar el lenguaje, añadir descubrimientos y sintetizar perspectivas que en otra época podrían haber sido disyuntivas y en la evolución se convierten en complementarias, inclusivas y abarcantes. Un salto cuántico de la consciencia, que simplemente es añadir nuevas perspectivas que no se podían abarcar al no estar disponibles.

En este momento, la vanidad se convierte en humildad y en agradecimiento a todos esos herejes que con su manera de mirar desde fuera de la caja nos permite, a los distintos herederos de su fractal, detallar la complejidad que emerge y transcender paradigmas.

Gracias adios me puedo enrollar lo que quiera, pues no escribo para nadie, ni para el editorial de ningún periódico o sistema, ni para gustar, ni para mi. La libertad de la autoridad externa.

En uno de esos viajes a ninguna a parte, mis premoniciones se corroboran por individuos valientes de indicar lo que es actualizable. Uno de ellos es Joe Corbett.

Mi blog es un compartir desde una visión post-turquesa. Es necesario un libro entero para dar cuerpo a lo que entiendo por ello. Pero básicamente nacía de una síntesis entre la Cosmología del Rave y los niveles de consciencia definidos con distintos matices por Wilber, Graves y su Dinámica Espiral y otros.

Wilber habla de tres grados en los niveles conciencia alcanzables por el Ser Humano actual. En donde los parámetros definidos en los niveles transpersonales de tercer grado son alcanzables exclusivamente por unos pocos superhombres mediante ciertas técnicas meditativas.

El trabajo de Joe Corbett pone en duda la validez de esa clasificación de los niveles de conciencia desde el cuadrante superior derecho (UR) o IT siguiendo el modelo integral de Wilber.

Y comenta:

“Por supuesto, no es que tales capacidades sobrehumanas no estén presentes en absoluto en los seres humanos comunes, sino más bien el hecho de que están presentes en una forma tan incipiente, enrarecida y débil, sin la posibilidad de convertirse en capacidades fuertes y permanentes en ningún caso. número significativo de personas, hace que este nivel de conciencia esté pragmáticamente fuera del alcance de los humanos biológicamente modernos. Estas habilidades irremediablemente inalcanzables (poderes psíquicos, compasión universal por todos los seres, etc.) son muy similares a hace 100k años cuando nuestros antepasados prelingüísticos aún no habían desarrollado la capacidad de pensamiento generativo sintácticamente y simplemente no tenían la capacidad de procesamiento de pensamientos necesaria. para crear arte, herramientas sofisticadas o la exploración exitosa de nuevos terrenos fuera de África que requerirían ingenio y aprendizaje de habilidades adaptativas.”

Más adelante afirma:

“La razón de esto es que el quinto nivel requiere un nuevo sistema sensoriomotor [1], uno que mejore el sexto sentido y la capacidad de amar de la misma manera que el sistema lingüístico interno, una herencia genómica, mejoró nuestra comunicación verbal y la capacidad para el procesamiento del pensamiento. Sin dicho hardware incorporado en cómo nos movemos a través del espacio y el tiempo y nos adaptamos a sus contornos, simplemente no tendremos las herramientas necesarias para responder de manera adaptativa a los desafíos que encontraremos. En nuestros antepasados, las herramientas del pensamiento lingüístico preconvencional les permitieron adaptarse a circunstancias cambiantes sin soluciones fijas preestablecidas y generar soluciones propias. En nuestras circunstancias de hoy, sin extender la compasión unos a otros y a todas las especies y sin tener la percepción directa e inmediata de las consecuencias que las acciones presentes tendrán en los eventos futuros, es muy posible que todos estemos condenados, independientemente de lo que haya tenido el pensamiento visionario integrador para ofrecernos.”

Independientemente de que para mi el modelo de integral de cuatro cuadrantes no tenga ya sentido, algo que me costo unos cuantos años transcender, Corbett llega a la misma conclusión que rebelaba la Cosmología del Rave. Es necesario una nueva especie para estabilizar esos elementos cognitivos en el sistema cerebral, que el Diseño Humano asocia a los tonos 5 y 6 y que en los Homo Sapiens in Transitus son meras pruebas evolutivas. Aunque, evidentemente, el futuro que marca la Cosmología del Rave con esa nueva especie quizá diste muchos de la compasión universal de Corbett y se acerque más a la desaparición de la individualidad humana por un cyborg sintiente.

Desde mi dirección kósmica para mi esto era real desde hace muchos años y por eso titulaba mi blog de Post-turquesa, simplemente es estar sentado en el último escalón turquesa y con humildad aceptar que es el último accesible para nuestro IT de nueve centros.

©Alf Gauna, 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s