Marea

Contemplo

en soledad

la infinita marea

lunar.


Las asquerosas gaviotas,

con sus estúpidas bocas,

joden con su presencia

y sus esquizofrénicos

graznidos la

belleza incólume

del mar.


Sí, siempre hay algo

que rompe la armonía

de la simple contemplación.


Una supuesta

poetización

de paz y equilibrio

muta

al cromagnon salvaje

que asaría y comería

a esos pajarracos

de mierda.


Me pregunto,

si la poesía tiene

que ser hermosa.


Hay que loar

o despotricar?


Yo quería sentir

la inmensidad del

mar.

Las gaviotas

comer.


A lo lejos

los turistas

con sus iphones

amenazan

mi creatividad.


No hay otra,

“mutis por el foro”.


A la cueva y

que mi avatar,

en el Metaverso

de Zuckerberg,

cace gaviotas

y, why not,

turistas.

©Alf Gauna, 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s