Vulnerabilidad

“Nuestras vidas se desarrollan en escenarios que nos trascienden y en circunstancias que no elegimos. Factores que van de lo más externo a lo más intimo (nuestro entorno medioambiental,nuestro contexto social o nuestro universo emotivo-simbólico, por ejemplo), que afectan decisivamente a la biografía que vamos construyendo. Son circunstancias que influyen en nuestro estar en el mundo y que nos revelan la condición que hace posible todas nuestras experiencias: ser vulnerables.

Vulnerabilidad proviene de “vulnus”, una palabra latina que traducimos por «herida». Para los antiguos, las heridas guardaban relación directa con la corporalidad, de modo que ser herido significaba ser lastimado fisicamente. De ahí que sus dioses, de carne y hueso, estuvieran asimismo expuestos a la vulnerabilidad. Paulatinamente, el significado de herida se ensanchó y pasó a incluir también el sufrimiento anímico, y padecimientos de vida o mal de amores comenzaron a ser referidos como vulnera vitae o vulnera amoris.

Vulnerar significa para nosotros también dañar y atentar, y en todos los casos remite a una condición: ser vulnerables. Es en los momentos de acusado sufrimiento cuando caemos en la cuenta de que se trata de una realidad que siempre está ahí, pero que, como duele, preferimos no hacerla demasiado presente. Vulnus implica que nuestra situación sea vulnerabilis, que encarnemos la predisposición de que nos sucedan cosas. Pero las cosas nos pueden afectar para bien o para mal. Pueden comportar tanto afecciones como propiciar afectos, o hasta las dos cosas a la vez. Y esto apunta a otra realidad fundamental: que no somos seres estancos y cerrados. Este es el factum con el que se escribe y reescribe nuestro «ser», del que damos testimonio y del que somos protagonistas.

Por vulnerabilidad no hay que entender solamente la realidad sufriente del ser humano. No es que el homo vulnerabilis no sea homo dolens. La enfermedad, la muerte, la angustia de poder enfermar o morir forman parte de nuestra cotidianidad. Pero también lo son la solidaridad, la corresponsabilidad o la alegría de vivir en comunidad. ¿Por qué entonces cuando hablamos de vulnerabilidad solemos asociarla con experiencias negativas y no constructivas?

La vulnerabilidad es una forma entis, un ser y un estar constitutivo de todas y cada una de nuestras experiencias y por eso es la imagen genérica del conjunto de la realidad humana. Una imagen que da pie a nuestro universo simbólico, siendo ella misma, la «vulnerabilidad», un símbolo y un concepto. En este ensayo proponemos un esquema para una filosofía de la vulnerabilidad que asume que todo lo que tiene que ver con lo humano, lo bueno y lo malo, lleva el sello de su vulnerabilidad. Es decir, que la vulnerabilidad es la expresión fundamental de la condición humana.” Miquel Seguró

En mis mentorias te ayudo a ser vulnerable. En época de guerras, volcanes y pandemias esto puede parecer una temeridad. Pero encarnar en este entorno hostil es ,en sí mismo, una locura. Un fiat kósmico para apercibir cognitivamente.

En una de las técnicas que uso en mis mentorias, la Secuencia de Venus, se establece una mitología kósmica arquetípica que nos ayuda, a través de la metáfora de la herida kósmica encarnada en cada uno de nosotros, a contemplar que despersonalizar el concepto de vulnerabilidad esconde un premio de sanación, un regalo en forma de misión encarnatoria consciente expresada a través de los dones escondidos en nuestro adn.

“Abrir el corazón” es la poética de la vulnerabilidad. Permitirse recibir daño o placer y permitirse ejercer daño o placer no entra en el significado habitual de lo que la gente sobreentiende por “abrir corazón” o “vulnerabilidad”.

Realmente el secreto es fractal. Ese entorno que describe Miquel es la esencia de todos los problemas morales.

El bien y el mal se transciende en la corrección geométrica de nuestro dasein. El karma muere en el fractal correcto, ahí nace la esencia del Dharma.

Ahí, donde ser vulnerable , tener “el corazón abierto”, es la plenitud cognitiva de la apercepción y de la expresión de nuestro ser en el mundo, nuestro dasein.

©Alf Gauna, 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s