Alianza Terapéutica

Me levanto

y me siento.


No de sentarme

sino de sentirme.

El lenguaje es

absurdo.


En el

“uno a uno”

físico intento

hablar poco,

hasta que no se

establece la alianza

terapéutica.


El aura y la mirada

son el lenguaje esencial,

el

del cuerpo

y

el

del Ser Kósmico.


Lo que sale

por la boca

casi siempre

lo domina

las heridas,

las sombras,

el No Ser.

El “postureo”

de la mente

condicionada.


Cada vez me da

más pereza, aunque,

sé que,

como alienista,

debo escuchar

ese disco rallado

de tanta “coca”

homogeneizada.


La mente

alienada

por el entorno

aliena

nuestro ser,

rocambolesco

puzzle biológico.


Puro

epimorfismo

ambiental,

no ser

epigenético

de la

neuroplasticidad

grupal.


Parole

y más parole

lógicas

que destruyen

lo figurativo,

esencia

de la palabra.


Mi piel,

es la laringe

de mi ser.


Mis células,

el neocortex.


Si vibras,

mi plexo

percutirá

tu alma

componiendo

la melodía kósmica,

de ese,

TU ser

que, enmudecido

por el lenguaje del

grupo,

intenta liberarse

y respirar.


Amar existiendo,

libre de grilletes

terrestres,

coherente con su

esencia kósmica.


©Alf Gauna, 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s