Fruta Madura

La madurez es

la verdadera adolescencia.

Cuando has perdonado

a mama y papa

y las heridas

están casi cerradas,

sólo queda vivir.


Yo con 17 era un viejo,

víctima transgeneracional

temprana,

ahora con casi 60

un soñador,

“revolucionador” de seres.


Revolución que busca

renacimientos.


Contagiar el

baile apasionado de

Ser en el Mundo,

Das-Ein.


Anclado

en una inconmensurable

creatividad,

sin tiempos,

en unas

pocas relaciones

armoniosas y

en una prosperidad

suficiente,

la Ternura de la

Perla Estrellada

fluye, como

guía mágica de oriente,

en el esto

y en el aquello

de los que están

y de los que no tienen

que estar,

aunque los egos

se empeñen.


El Joker,

templado

con lo absurdo

de las guerras

condicionadas

ajenas,

despierta a la paz

interior.


La milonga

del amor

y del deseo

se diluye en

la rutina diaria

de acompañar,

guiar como pepito grillo en

el servicio de empoderar

al otro en el 24/7 del

Timeless.


Respiro el aroma

del odio y lo

transmuto

en misión

de paz kósmica.


Transformada

de Fourier

de la Nada

a Algo

por cognoscere.


©Alf Gauna, 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s