Misty

Con 4 acordes

mi bioquímica

se dispara.


Mis dedos se

mueven

sin rumbo

consciente.


El dolor

modula

el sonido

de la música.


Inquietud

que a modo

de bruma

de supervivencia

física

atempera

el tsunami

de pasión

que me desborda

cada mañana.


Es un morboso

juego entre

bulbo raquídeo

y amigdala.

Entre inconsciencia

esplénica y emocional.


Esa foggy a lo King

que nubla la corteza

cerebral y confunde

al giro cingulado.


Mi cuerpo danza

solitario la

Mazurca

al tempo

del deseo,

la pasión y

la frustración.


Coctel amargo

donde la dopamina,

la oxitocina

y la serotonina

se diluye

por el torpe

barman

del cortisol.


La aceituna

de la creatividad

colorea

el anodino

martini seco

sin la compañía

de las chicas Bond.


Sí, James..

Bond.


©Alf Gauna, 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s