Un Buda en la City

Camino sin rumbo

entre una

marabunta

de zombies

oniomaniacos.

Amodiño avanzo

para acompasar

al tracto intestinal

en su labor peristáltica

de evacuación

de emociones ajenas.

Abstraído de condicionamientos

navideños observó

patrones ludopáticos,

esperanzas de libertad

y ñoñas emociones peliculeras.

Calle a calle,

cuadra a cuadra,

el astral local

metamorfosea

mi vehículo

en un extraño

cóctel de Buda,

Zorba

y Grinch.

El apple inalámbrico

en mis oídos

aísla la mente

de sonidos

desequilibrantes.

Poco a poco

la homeostasis

inunda la bioquímica y

el Buda

sodomiza

al Zorba y

al Grinch

Ascendido

en una ligera nube,

sin deseo.

Interpreto

las Danzas Eslavas de

Antonin Dvorak.

Yuri Zhivago

revolotea

tras los ojos

de Lara.

Suddenly,

Barbieri,

el Gato,

y su

Ultimo

Tango

en

Paris,

explosiona

un tsunami

de

deseo,

de pasión,

de vida.

Muerte

al Buda,

Muerte

al Grinch,

Muerte

al Zorba.

¡Viva

la

Madre

que me

parió.!

©Alf Gauna, 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s