Amae

Estos japonesitos tienen palabrejas curiosas.

Todos hemos sentido la necesidad en algún momento de caer en los brazos de un ser querido para que nos mime y nos consuele. Encontrar en esos brazos esa sensación de seguridad que nos reconforta y que nos revitaliza.

Por lo visto en Japón esta bien visto no sólo entre familiares, sino entre amigos o , incluso , entre compañeros de trabajo.

El término que utilizan es “amae”.

Otra forma de verlo es cómo cuando esos niños mimados abrazan a sus padres o casi , siempre, a los abuelos para conseguir algo. Ya cuando nos hacemos mayores es algo así como aprovecharse de la buena voluntad de alguien.

Profundizando más, nos ayuda en ese camino de poner nombre a esas emociones no reconocidas y siempre apartadas a un segundo plano, ya sea por disfuncionalidad estratégica ya sea por no mostrar vulnerabilidad.

Amae es una emoción que da por sentado el amor de otras personas.

Una terrible mezcla de reconocer con valentía la necesidad de pertenencia y nuestra vulnerabilidad.

Y que evidentemente muchos se pueden aprovechar.

OMG

Asociar esto a las mecánicas del Diseño Humano puede ser algo apasionante, más en nuestro mundo occidental.

No te digo ya si dividimos este mundo occidental en las subculturas anglosajonas, latinas y escandinavas/germana.

Sería infinito exponer ejemplos de combinaciones de las definiciones o no de los distintos centros del DH, o de que activaciones o canales tengamos

Esa vulnerabilidad y ese sentido o no de pertenencia es un juego malabar entre nuestro No Ser manipulador y las necesidades esenciales de nuestro Ser.

Un canal 19-49 y su necesidad de abrazo y de caricia puede ser manipulado fácilmente. Al igual que un miedoso ser emocional sin bazo. O cómo un emocional puede manipular a un bazo definido haciendo que este amplifique sus emociones. Lo dicho, infinitas conductas.

Aquí es donde el sado masoquismo marca una fina frontera, donde es difícil distinguir entre el sumiso y el dominante, pues en ese juego de manipulación y codependencias, el sumiso a final lo que busca es obligar al dominante a hacer lo que él quiere.

No veo a Carlos III abrazado a Isa II, le veo más fustigado con el látigo de Camila.

O esos policias de las series escandinavas que tienen que ir al coche meter un código de seguridad para coger ese arma , evitar un asesinato y que cuando llegan lo único que pueden hacer es llamar al forense.

Shakira se forra con aquello de vete con otra Pique que ya no soy tuya, que yo valgo más que 2 de 22.

La pornografía emocional latina habla el spanglish capitalista yanqui y se van a su meca, Miami.

Alli, donde nuestros niños crecen sin saber lo que significa sentir , sin más, un tierno y reconfortante abrazo que no les lleve a conseguir el nuevo iphone o ese último videojuego.

Es lo que hay.

©Alf Gauna, 2023

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s