+ Sobre los Tonos del DH

Sigo en mi proceso de investigación sobre la identificación del proceso físico asociado al Tono en Diseño Humano.

Realmente al producirse la encarnación biológica los procesos físicos cognitivos kósmicos, provenientes de las 4 dimensiones yuxtapuestas en la quinta dimensión de la consciencia autoreflejada o espacio-tiempo evolucionan a través de procesos biofísicos, bioquímicos y biomoleculares del binomio adn/arn.

La evolución cognitiva, asociada a los 6 tonos del DH, es un proceso inverso de reconocimiento a través de nuestra consciencia kósmica autoreflejada.

La evolución del sistema nervioso desde los organismo unicelulares a los multicelulares con su complejidad máxima alcanzada en el neocortex humano lleva a esa progresión en los tonos 1, 2, 3 y 4 asociados al olfato, al gusto y a la vista.

La adaptación estratégica al entorno es la que hace que nuestro reconocimiento necesario para nuestra supervivencia y homeostasis priorice la identificación y utilización de esos 4 tonos. Un proceso basado en un mixing físico-químico-molecular coordinado por el Sistema Nervioso Central.

Ese reconocimiento evolutivo estratégico es lo que muta con la aparición de los tonos 5 y 6, cuando la aparición del Homos Sapiens in Transitus abra la posibilidad de alcanzar una cognición receptiva más profunda y cuyos procesos todavía en la actualidad son difíciles de precisar.

Para mi es evidente que el proceso cognitivo de los tonos 5 y 6 van asociados al reconocimiento consciente mediante la física biológicamente más simple de los inputs a través del sistema nervioso periférico.

Tenemos un cableado corporal que actúa de red nodal que con unos simples sensores de inputs y outputs sensibles al espectro electromagnético no visible (tono 5) (ondas electromagnéticas) o al campo vibracional espacio-temporal (tono 6) (presión / ondas gravitacionales) son capaces de recibir información que luego el Sistema Nervioso Central deberá organizar, reconocer y hacer consciente.

La dualidad cuerpo-mente esta en la mente. El reduccionismo cerebral está en la mente. Nuestro cuerpo es una red de sensores biológicos sensibles a distintos rangos de frecuencias que utilizan la física y la química para la toma de información y que el cerebro organiza y gestiona como un “hub” para hacer de reconocedor kósmico cognitivo y regurgitarla de nuevo al fondo de neutrinos elaborada por nuestra caja negra biológica.

Puede sonar más reduccionista todavía, pero es pura magia.

La mecánica dentro del cristal de conciencia y los neutrinos quizá os lo cuente en otra entrada. 😜

Algo que por ahora es Ciencia Ficción para muchos.

©Gráfica JovianArchive

©Alf Gauna, 2023

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s