Un Universo en Rotación 1.

Toda la Mecánica y la Dinámica de la Física desde Newton se ha aplicado exclusivamente a Sistemas de Referencia Inerciales. Curiosamente pocos sistemas en el Universo lo son. El hecho es que casi todos los objetos del Universo desde el quark hasta el supercúmulo de galaxias más lejano posee momento angular intrinseco, es decir, rota sobre si mismo.

La wikipedia nos aclara de forma asequible el concepto de Sistema no Inercial:

“En mecánica newtoniana se dice que un sistema de referencia es no inercial cuando en él no se cumplen las leyes del movimiento de Newton. Dado un sistema de referencia inercial, un segundo sistema de referencia será no inercial cuando describa un movimiento acelerado respecto al primero. La aceleración del sistema no inercial puede deberse a:

  • Un cambio en el módulo de su velocidad de traslación (aceleración lineal).
  • Un cambio en la dirección de su velocidad de traslación (por ejemplo en un movimiento de giro alrededor de un sistema de referencia inercial).
  • Un movimiento de rotación sobre sí mismo (véase figura 1).
  • Una combinación de algunos de los anteriores.

Un ejemplo de sistema no inercial podría ser el correspondiente a un sistema de coordenadas “fijo en la Tierra“, en el cual los movimientos de los cuerpos serían medidos respecto a puntos de la Tierra que estarían girando.

Un observador situado en un sistema de referencia no inercial deberá recurrir a fuerzas ficticias (tales como la fuerza de Coriolis o la fuerza centrífuga) para poder explicar los movimientos con respecto a dicho sistema de referencia. Estas fuerzas no existen realmente, en el sentido de que no son causadas directamente por la interacción con otro objeto, pero deberán introducirse si se quiere explicar el fenómeno según las leyes de Newton.

Por tanto, puede detectarse que un sistema de referencia dado es no inercial por sus violaciones de las leyes de Newton. Por ejemplo, la rotación de la Tierra se manifiesta por la rotación del vector de la gravedad que actúa sobre un péndulo de Foucault, que hace que el plano de oscilación del péndulo varíe respecto a su entorno.

Siendo rigurosos podría argumentarse que los sistemas de referencia inerciales no existen, o al menos no en nuestro entorno, pues la Tierra gira sobre sí misma y también alrededor del Sol, y éste a su vez lo hace respecto al centro de la Vía Láctea. Sin embargo, con objeto de simplificar los problemas, normalmente se considerarán como inerciales sistemas que en realidad no lo son, siempre que el error que se cometa sea aceptable. Así, para muchos problemas resulta conveniente considerar la superficie de la Tierra como un sistema de referencia inercial.”

Cómo bien dice mi amigo Gabriel Barceló:

“Aunque apenas lo percibimos, vivimos en un mundo físico donde todo gira, un mundo físico con movimiento intrínseco sobre ejes de simetría. Es ciertamente contradictorio que, en este universo caracterizado por su comportamiento conforme a la dinámica rotacional, el pensamiento científico humano ha desarrollado principalmente una dinámica basada en la traslación lineal que, en nuestra opinión, no siempre es aplicable a los cuerpos dotados con momento angular.”

El hecho es que la Mecánica y La Dinámica desde Newton hasta Einstein sólo se ha referido siempre a sistemas inerciales y a movimientos traslacionales. Con la llegada de la Teoría de la Relatividad y la Mecánica Cuántica , con su triunfo en el ámbito técnico estratégico y , por supuesto , por la dificultad matemática de abordar un problema donde la rotación añadía un mayor número de grados de libertad dio lugar a que este camino se abandonara.

Sólo unos pocos se han dado cuenta que muy probablemente ciertos conceptos que nos acompañan actualmente, ya sea energía oscura o materia oscura, se pueden llegar a obviar introduciendo este nuevo paradigma físico nacido de la observación y de la experiencia y que propone esta nueva Dinámica.

Los caminos de estos pocos pioneros han sido diversos hasta llegar a esta visión.. El mío ha sido muy especial y espero compartirlo en otro post más adelante.

© Alf Gauna, 2018

Monopolo Magnético

Crédito de la imagen: Cabrera B. (1982). Primeros resultados de un detector superconductor para mover monopolos magnéticos, Physical Review Letters, 48 (20) 1378-1381.

El día de San Valentín de 1982, un experimento bajo la dirección de Blas Cabrera, con un alambre de ocho vueltas, detectó un cambio de flujo de ocho magnetones: indicaciones de un monopolo magnético.

Sigue leyendo “Monopolo Magnético”

Consciencia Emocional

© DsKolant

CONSCIENCIA EMOCIONAL

La consciencia emocional nos lleva dentro y fuera del biverso, frío y caliente, espíritu y cuerpo, para que veamos con claridad o no lo que dejamos atrás y fluyamos a lo nuevo, en un salto cuántico.

La lucha entre lo emocional y lo no emocional es la selección de la especie, la guerra santa entre la muerte y la vida, entre el espíritu y el cuerpo, entre las cuatro dimensiones yuxtapuestas y la 5ª dimensión, entre el esto y el aquello.

Las definiciones simples se encierran en si mismos para acercarse al espíritu. Las dobles son el motor de la evolución y de la vida. Las triples son las que hacen emerger el siguiente paso de la evolución, la mutación, el salto cuántico en la espiral.

Siempre nos quedamos con lo que cree ver el pasajero en un instante determinado, creyendo que eso es conciencia y la conciencia de ser algo sólo es la flecha de la evolución. Disfrutamos de un paisaje que ya no existe, solo es una mala jugada del sueño de la mente.

Y la flecha de la evolución se dirige a la inmortalidad del cuerpo y a la muerte del espíritu, se dirige al nacimiento del bebe que el biverso lleva dentro.

Nosotros sólo somos las neuronas de su cerebro y cuando los raves se reúnan en pentas comenzará a latir su encefalograma y el espíritu dejará de ser el motor de la evolución para convertirse en la consciencia del bebe y morirá inmortalizándose en su cuerpo.

© Alf Gauna,2017