El último tango del deseo.

Llevo el aroma 

de tu abrazo

en mis entrañas.

 

Mastico tu pelo 

como marihuana 

maldita de ocultos

deseos.

 

Esa nueva 

línea de tus ojos,

que me vuelve loco,

dibuja un círculo 

de pasión

alrededor de

mi cama, 

inmovilizándome,

en un mar de dudas.

 

¡ Escribe !

 

Y yo, como

gato “panzarriba”, 

escribo.

 

Mi corazón

palpita al ritmo

del último

tango

del deseo.

 

Es al final, 

cuando huyo

despavorido,

al confirmar

lo que siento.

 

Avanzo deprisa,

cuesta arriba 

la pasión

se diluye,

allí donde el oxigeno

se agota,

sí,

allí donde la esperanza 

de que me quieras,

en verdad,

muere.

 

© Alf Gauna, 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s