Mordisco

Quiero morderte el alma.

Saborear tu testigo divino.

Quiero tu olor infinito que

viaja por el espacio

de galaxia en galaxia.

Chupar las lagrimas 

de tus ojos,

esas pequeñas

supernovas de amor, 

que como rayos cósmicos

penetran en mi corazón.

Quiero fundirme en un

plasma de quarks y desparecer

en tu cuerpo infinito.

Así, nunca más sufriría por amarte,

sólo sería parte de ti.

Morir y renacer contigo,

en una eterna 

terapia kósmica.

© Alf Gauna, 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s