Tocando-Te.

La gente 

se enamora 

en las redes.

 

Creamos un 

personaje ficticio

al gusto 

de nuestras mentes.

 

Una proyección 

de todos 

nuestros anhelos, 

de todos 

esos arquetipos

que soñamos

con la esperanza 

de que curen 

nuestras heridas.

 

Yo, en cambio, 

necesito tocar.

Amo tocando.

 

Por eso, 

no me gusta 

que me toquen.

No me gusta que 

me toquen 

si no siento 

que me aman.

 

No es cuestión 

de distinguir 

entre amantes 

o amigos.

 

El amor 

no distingue 

de significados.

 

Tocando

hago el amor, 

comunico,

transmito 

mi ser 

a ese fractal 

del universo 

al que pertenezco.

 

Ayer, necesitaba tocarte,

besarte, 

abrigarme al calor 

de tu carne,

eyacular al universo 

que te reconozco 

en mi vida.

 

Pero, 

¿sabes?, 

no estabas en tu cuerpo, 

viajabas por el mundo 

de la lógica, 

de la estrategia 

de comprender, 

en ese universo onírico 

de la mente, 

en el trauma 

del pasado,

en el shock 

del futuro,

 

Mi cuerpo resignado,

sabio,

aceptó 

tu ausencia 

e inició

el eterno viaje 

a ninguna parte, 

sí, donde el silencio 

escucha 

aquello de:

 

“Sam,

pleeease!!!, 

play it

once more time”.

 

© Alf Gauna, 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s