Bon Voyage, My Love

15 de agosto, todos a la playa.

 

Las ciudades mueren. 

Yo respiro.

Escucho a Mancini.

 

Ese ritmo de ciudad

vacía 

me acompaña

camino del 

Tiffanys Kósmico.

 

Voy a recoger

un nuevo diamante 

de personalidad

para una

de mis amadas.

 

Es un diamante

genuino 

elaborado 

en las lejanas 

Kilonovas

de Andromeda.

 

Se pule con esmero

a partir 

de las cenizas 

de su ego.

 

Ego maltrecho 

por 

los avatares 

de la vida.

 

Es un proceso 

de filtrado 

donde se limpian

las impurezas 

del condicionamiento.

 

En un tamizado 

de caricias, 

compresión, 

ternura y 

paciencia, 

el demiurgo extraterrestre

logra que emerja 

su brillo original.

 

Un brillo para 

reflejar

la vida 

desde su 

ser eterno.

 

Con paciencia, 

espero 

su regreso.

 

Deseo

entregar-le 

tan

transcendente 

presente.

 

Mientras,

disfruta del sol.

Descansa.

Bon Voyage, 

my Love.

 

A tu vuelta  

el sol 

morirá

abrasado 

con la supernova 

de amor

de tu nuevo avatar.

 

Y renacerás 

con pasión,

 

a ese mágico 

arcoíris 

 

de placer y

de dolor,

 

más allá 

del bien,

 

más allá 

del mal,

 

que 

tu

nueva

vida

será.

 

©Alf Gauna, 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s