Sintiendo el Diseño Humano con Bar

Viajando por los mares sociales encontré a Bar Altshuler.

En ese infinito mosaico de formas de sentir el Diseño Humano resuenas de distintas maneras con lo que encuentras, sobre todo, cuando encuentras sin buscar.

Yo soy Alf, soy de variable totalmente receptiva, no hay estrategia en mi “dasein”.

Escribí a Bar para pedirle permiso y compartir un escrito de su blog. Al leerlo sentí como si hubiera sido escrito a través de mi forma, sentí que nos alimentaba el mismo fractal, una misma perspectiva sobre el Maia y “la nada” de lo que significa el Diseño Humano, cuando vives receptivamente. Sí, independientemente que intentemos el juego de vivir de él.

Me gusta cómo llama tu atención,desde su Web, para que seas un transmisor del Diseño Humano. Es verdad, la esencia de todo esto, no es el concepto mental homogéneo que se transmite con la técnica, lo que se comparte son la mil y una formas de cómo cada uno Vivimos nuestro Diseño. Un mosaico multicolor de maneras y caminos únicos diferenciados, que se agrupan en fractales para evolucionar y emerger en esa aventura novedosa que Ra llamó Erón.

Aquí os dejo la traducciòn del texto de Bar y su Web al final del mismo.

Aquí podéis acceder a la versión original en inglés

“Un amigo una vez me preguntó: ′′ Oye, Bar, qué estás haciendo?” Y entonces ese amigo empezó a analizar esto y aquello, y yo respondí: ′′ Solo hago lo que hago.”

Y este es un estado, que me interesa porque vivimos en este mundo del Maia, donde estamos continuamente analizando todo. La personalidad está intentando documentarse a cada momento de nuestra vida. Pero luego está la conciencia del cuerpo. El cuerpo no necesita palabras. Está aquí, no tiene necesidad de describir lo que está pasando, por qué está sucediendo, no hay necesidad de tener referencias al futuro o al pasado. Para mí, abrir este documento es para simplemente escribirte la sencillez de lo que puedo ser. Solo puedo empezar a escribir y no necesito entender por qué lo estoy haciendo o cuál es el tema que voy a compartir, y por qué lo estoy compartiendo contigo. Es sólo que estoy aquí.

Es curioso que nosotros, humanos, o nuestra mente piense que necesitamos razones para hacer o no hacer algo. Y para mí, el proceso de seguir el Diseño Humano, al principio, comenzó como un viaje mental. Pensé que sería más feliz, sería más de algo. Pensé que necesitaba algo y sabía cómo funcionaba. Y es gracioso porque ahora me ha llevado al nivel básico de sólo ser yo. Solo soy yo. Yo soy. Y hay todo en este ′′ Yo soy ′′-ness: hay miedo, hay mente, hay cuerpo y hay esto y aquello.

Pero se siente como si no hubiera lugar donde ir con todo esto, mientras antes sentía que necesitaba ir a algún lugar o mejorar, o cambiar, o adaptarme. La mente quería que todas esas cosas sucedieran, mientras que ahora, especialmente en mi proceso de ir a la azotea, nada necesita ser cambiado. Nada. Lo que siento, lo que pienso, lo que tengo o no tengo no necesita ser cambiado. Y dentro de esto, paradójicamente, hay un cambio constante.

Esta es la ilusión del Maia: hay un hecho, que es el cuerpo, el hecho de que estoy escribiendo, que mi sangre está transmitiendo, el hecho de sentir mi ilusión a través de las palabras, y luego hay un invento, la personalidad que está intentando inventar nuestra realidad y ajustarla a conceptos previos. Inventamos palabras, inventamos todo lo que intentamos experimentar. El cuerpo es. No es tener que experimentar algo previo que hemos pensado. Es entonces cuando somos ficción, somos ilusión, somos la combinación entre cuerpo y personalidad.

Ahora ni siquiera me doy cuenta de que estoy escribiendo sobre esto. Tener este cuerpo y tener este invento, que es la personalidad, y tener la ilusión de que estamos en el Maia es toda una gran ilusión. El dinero, la comida y los pensamientos son todos esquivos. Es tan gracioso que nosotros, seres humanos, lo tomemos tan en serio. Yo también lo tomé tan en serio. Pensé que estar vivo era algo tan serio, que uno tenía que lograr algo! Bueno, en realidad, es tan serio como respirar y respirar. Es tan simple! Es curioso que la educación y las cosas a nuestro alrededor nos estén haciendo pensar que hay un objetivo, que tenemos que llegar a algún lado, que necesitamos tener más dinero o hijos, o una casa mejor, o esto o aquello. No necesitamos nada de eso! Simplemente sucede.

Debo decir que el Diseño Humano me ha servido para hablar de la manera en que hablo, para sentirme como me siento. El Diseño Humano ha establecido el orden en mi mundo interno y externo. El Diseño Humano ha etiquetado cosas para mí para que pueda relacionarme con ellas. Pero cuando etiqueto el mundo interior y el exterior, entonces, en realidad, se disuelve completamente.

Se puede comparar con escuchar música o leer poesía. Puedes analizar palabra a palabra, sonido a sonido, pero en ciertos momentos el sonido se desvanece y solo escuchas la música, no analizas los instrumentos. Cuando estás leyendo poesía, en ciertos momentos, no lees las palabras, solo sientes el poema, solo ves el flujo de las palabras juntas y pierdes el sentido. Y siento que esto es algo que estoy experimentando ahora mismo. Experimento el Maia, pero también experimento la ausencia de Maia. Experimento la palabra misma, experimento el concepto de las palabras en la Maia: ′′ yo “, ′′ tú “, ′′ amor “, ′′ comida “, ′′ perro “. Yo experimento el concepto del perro está en la Maia, pero al mismo tiempo, se disuelve.

Aquí venimos a la esencia de ser Uno. Así que es ver el proceso de verbalizar las cosas y dar palabras a las cosas y tener las cosas como concepto. Pero luego un paso después no hay nada. No es solo nada. Nosotros como humanos estamos constantemente equilibrando estos pasos: alcanzar la terminología, alcanzar la construcción, y luego si algo sucede, vamos más allá del concepto. Para mí, este es un estado muy interesante.

Cuando escribo, no trato de entender si entiendes lo que estoy escribiendo o si tiene sentido. Es sólo algo que está saliendo de mí – lo que sea. Y espero que nosotros como humanidad podamos llegar a un punto de sólo vivir en ese espacio, donde sabemos que palabras y conceptos no tienen tanto significado, que el Diseño Humano no tiene tanto significado. Esto o eso no tiene tanto significado. Es sólo por el bien del juego. Solo estamos jugando. Es solo un juego. Es solo una ilusión de estar vivo en la Maia.

Me gusta cuando las cosas están apareciendo y desapareciendo. Sería divertido si más personas pudieran ver el concepto y ser el concepto, y al mismo tiempo pudieran decir: ′′ Oye, no está pasando realmente. Realmente no importa si hay un concepto y si estamos de acuerdo en el concepto. Es sólo por el bien de jugar.”

Me encantaría llevarte a la esencia, a ese momento, donde realmente no te importa si el Diseño Humano existe o no. Aquí es donde estoy ahora mismo. Realmente no me importa si el Diseño Humano existe o no, realmente no me importa esto o aquello. Enseño esto y aquello, pero realmente no me importa si el concepto funciona. Es sólo un concepto. Yo lo uso. Así que si estás en este camino en el Diseño Humano y estás explorando tu propio camino, realmente deseo que puedas tomar el barco del Diseño Humano a través de ese río y simplemente dejar el barco. Deja el Diseño Humano y simplemente vívelo.

Tal vez te vaya a pasar a ti. Quiero decir, para mí acaba de pasar. Estaba tan involucrado en el Diseño Humano y todavía lo estoy, de una manera. Pero me lo tomé tan en serio. Fue toda la vida que había para mí. Y ahora puedes decirme que no funciona o que no existe y diré: ′′ Sí, vale. Realmente no me importa. Realmente no me importa si crees en tipos o no si te preocupas por las puertas o no. Yo no lo hago. Realmente no me importa.” No significa que no vea el concepto o que no puedo hablar el lenguaje de diseño humano. Simplemente ya no tengo este apego al conocimiento. A quién le importa? Este cuerpo se disolverá de todos modos.”

Esta es su página Bar Altshuler

Gracias Bar.

Sólo nos queda jugar a que nuestra forma se exprese de manera única y diferenciada soslayando el condicionamiento en el grado que la misma vida nos permita.

Todo un reto antes que el ego se disuelva en el juego del Maia.

©Alf Gauna, 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s