“Mi” Ejercito de Sodomitas

¿Mío? no.

Sólo inspiro a un kosmos Yin, el rebelde y revolucionario acto de la sodomía consciente.

No hay sororidad sin empoderamiento individual.

Pasollini y su “Saló y los 120 días de Sodoma” describió cruelmente la perversión depravada de esa época (1936-1941) cuando el “camello” encarnó y todo el filtro mercuriano mecánicamente se desvaneció. El caos del horror y del terror. La mente estratégica sin control violando el amanecer de lo receptivo. Lo Yang poseyendo el botín de lo Yin.

El kosmos es un mujer con pene. Es materia que manifiesta a través de la energía el viaje evolutivo azaroso hacia lo emergente. Eso que los Dogón ya sabían cuando miraban a Sirio y sus gemelas ocultas.

Mujer Dogón

Después de la conquista y destrucción de Gaia sólo queda sobrevivir desde el poder individual diferenciado descondicionado.

Sodomizar tu No Ser es un acto puro, una caricia tierna de amor para que reacciones y liberes el Joker de tu Ser, una verdadera revolución.

Sí , al principio, duele, después, renacerás y bailarás con esa sonrisa , que ya no se irá de tu rostro.

Ya no hace falta que lo Yin manipule a lo yang yang para obtener, no hay nada que conseguir, ningún sitio donde ir. Lo Yin ha encarnado lo Yang, a modo de “polla” virtual, lo yang yang puro no se requiere, muere en ese cementerio de elefantes solar.

Ese ejercito de mujeres empoderadas sodomizan la realidad en pos de comunidades de convivencia con la consciencia post-turquesa de una unidad orgánica jerárquicamente natural a la espera del meteorito redentor.

No es una revolución Yin, es la muerte de la manipulación estratégica de lo Yang, por una revolución que transciende pasados victimismos y que empodera lo Yin ,reconociendo su carga Yang con honestidad, para transitar la vida desde su verdadero Joker integrado.

Muchas mujeres han pasado por mi vida con tal poder que la galaxia se podría conquistar. Andromeda queda lejos pero quizá pequeños edenes se puedan co-crear aquí en Gaia.

Allí donde un elefante yang yang pueda morir con la paz y la seguridad de sentir que son libres, porque , realmente, son ellas más allá de sus circunstancias.

©Alf Gauna, 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s