El Proyector y la familia

Ra me hizo un análisis holístico un mes antes de morir.

Estaba cursando con él los programas de la Diferenciación y de la Sociología de Rave y con su prematura muerte todo el proceso de Certificación en que se basa la enseñanza estratégica se fue al garete pues el hueco dejado era difícil de llenar por los que continuaron con los programas para que Jovian pudiera salir al paso. Recuerdo que aprobé los programas , envíe la tesis, no sé cómo se llama realmente, y después de 11 años , un ciclo de las manchas solares, todavía estoy esperando la certificación. Para un ser receptivo todo ese proceso estratégico de evaluación va en contra de su Ser, algo que Ra era consciente pero por lo visto era la única manera que el sistema sabe funcionar.

Cursé todos los programas existentes y me certifiqué en aquellos que no había exámenes.

Llevo 22 años en esto y me siento suficientemente certificado por la experiencia.

Para mi está claro que herede de su testamento vital la semilla del Diseño Humano, por mucho que pese a algunos.

Ví en algún grupo del Face estas palabras de Ra y quiero adjuntarlas aquí en nuestro idioma.

Palabras sobre la presión que ejerce la familia sobre los proyectores y que realmente resuenan a cincel en mi alma.

Sentir todo el peso de la familia y la responsabilidad de resolver todos sus problemas es la gran trampa que nos acorrala y nos destruye si no la relativizamos y la situamos en el lugar correcto.

Claro no sólo la familia en donde creciste , sino, también , en la propia familia que formas , muchas veces por condicionamiento cultural. Más para proyectores de mi edad.

Realmente, la familia , es la unidad básica de explotación capitalista. El penta es el instrumento que el Wa manipula para crear civilizaciones y para el bienestar de unos pocos.

La educación religiosa, la ética oligarca de partidos pseudodemocráticos y las redes sociales hacen de Ministerio para la gestión adecuada de aquellos pecados que nos hacen sentir culpables.

Recuerdo especialmente la celebración de mi 40 cumpleaños donde mi familia genética gesto la encerrona para mi nombramiento cómo manifestador sanador de las carencias transgeneracionales ocultas y de las heridas biográficas. Yo atrapado por fracasos empresariales acepte el sacrificio en pos de la supervivencia de mi pareja e hijos.

Llevo ya más de 20 años diciendo no a las encerronas de las comidas familiares navideñas y en mi actual hogar las relativizamos. Somos, realmente, un núcleo antisistema de la homogeneización cultural. Claro ,el penta en el que vivo ha evolucionado a la luz del Diseño Humano durante todos estos años.

En verdad, este penta nació a la luz de la Convergencia Armónica en 1986-87. Se ha construido algo realmente especial , independientemente de que exista convivencia o no.

Pocas veces la familia genética coincide con la familia fractal.

Recuerdo cómo Ra en mi lectura holística hacía hincapié en la necesidad del uno a uno para que el proyector funcione correctamente. Algo difícil de gestionar en esta época de grupos y de redes

Pero, bueno, recordemos las palabras de Ra:

“Si eres un proyector, una de las cosas que es realmente esencial tener en cuenta es que las familias son muy, pero que muy distorsionantes. Hay personas que realmente están diseñadas para eso. Si eres un generador, estás diseñado para acoger en tu aura. Estás diseñado para aceptar ese tipo de personas. Van a la cena de Acción de Gracias y, a pesar del hecho de que hay esto o aquello, tienen un aura que les ponen allí y se mantienen allí sin problemas. Todo está bien. Pero si eres proyector, se supone que estás fuera del grupo. Te escondes, para no perder todo tu poder estando en el interior del grupo. (y añado yo o cagándola intentando que te reconozcan y al final interfiriendo)

El momento en que un proyector se mete en el grupo, es el momento en que pierden su capacidad de guiar y se condicionan a ser esclavos. La mayoría de los proyectores en las familias son los súper esclavos de la familia. Aquí es donde la familia pone toda la presión. Aquí es donde la familia pone toda la culpa.

Aquí es donde la familia pone el viaje. Aquí es donde estás en eso de que nunca eres suficientemente bueno, porque nunca fuiste un manifestador, pues nunca puedes realmente hacer las cosas y todos esos tipos de presiones. Todos esos proyectores que se vuelven locos cuando van a visitar la casa de un familiar, realmente, es muy deprimente que pierdan su identidad y que pierdan su poder.

Siempre tengo que tener cuidado, soy manifestador y lo que digo tiene impacto, entonces también hay que ver el otro lado. No estoy sugiriendo ni por un momento que todos los proyectores sean célibes, que nunca tengan familias, todo ese tipo de cosas. Realmente no se trata de eso. Pero realmente se trata de entender tu naturaleza. Estás mejor cara a cara, uno a uno. Entonces, si vas a ir a una reunión familiar, ponte en el tipo de situación en la que no tienes que sentarte en medio del charco y dejarte arrastrar a un nivel que no está allí.

Haga sus contactos uno a uno. Trate con una persona a la vez. Trate de no quedar atrapado y, en particular, no se meta en una de esas situaciones en las que todos se sientan alrededor de la mesa y dicen «George tienes un problema, ¿qué debemos hacer?», ese tipo de cosas en las que te arrastran al interior de eso. Tu guía nunca será aceptada. Lo primero que deben darte cuenta acerca de ser un proyector y mirar a sus familias es que sus familias no reconocen su sabiduría, no reconocen que pueden ser una guía.

Los niños proyectores normalmente miran a sus padres y dicen «¡Ajá, Jesús!» Esto es lo del proyector. Miras a tus padres «¡ah, nooo!» y no puedes decir, tienes cinco años, no puedes decirle a tu madre qué hacer. No puedes decirle que enderezar su vida. Puedes intentarlo, no necesariamente va a ser efectivo. Sin embargo, puede intentarlo, puede hacer eso, pero es algo que debe comprender nuevamente acerca de lo que es ser un proyector.

Quiero decir que lo sé, soy un manifestador. Tengo una aura cercana y repelente. Soy genial en situaciones familiares. Quiero decir, no quiero que nadie se me acerque, y mucho menos que sea bienvenido en ese tipo de ambiente, y por supuesto todos quieren que hagas ese tipo de cosas, hay un desinterés increíble que surge del aura. Todos tenemos que aceptar nuestra naturaleza y compensarla inteligentemente. En el momento en que entiendes cualquier tipo de mecánica básicamente, lo que te dan es una herramienta. Sabes que te están dando una forma de ver. Muy bien, esta es la forma en que funciona, ¿cómo lo aprovecho ? “

Ra Uru Hu

Recordad , casi siempre lo más doloroso es aceptar que tu familia no te va a reconocer nunca. Salvo que alguna madre despierte al Diseño Humano y te respete.

Es mi experiencia.

©Alf Gauna, 2022

Un comentario sobre “El Proyector y la familia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s