¿Deberían tener hijos los Proyectores?

Ra nos dice:

«A veces llego a lugares que incluso encuentro un poco extraños. Cuando miro el proyector en términos de sexualidad, una de las cosas que sé sobre el proyector es eso, y tengo que tener mucho cuidado con la forma en que lo digo. , de acuerdo….

Si pudiéramos llegar a un lugar donde todos estuvieran viviendo su naturaleza y la jerarquía tuviera su orden adecuado, los Proyectores nunca darían a luz niños y nunca los harían. Es una cosa extraña, lo sé, pero es verdad.

De esto no es de lo que se trata el mundo de los proyectores.

Y de todos los tipos, cuando miras el proyector, son los que están más alejados de la naturaleza reproductiva de la sociedad, de hecho, si los proyectores estuvieran aquí, básicamente, la forma en que funcionaría es que los proyectores entrarían, harían su trabajo y no dejarían nada atrás. No dejarían material genético, nada.

Ahora, obviamente, esto no es así como funciona, están condicionados profundamente por el campo energético sacral y el proyector es muy, muy, muy diferente del reflector y los reflectores son diferentes de todo lo demás y no se rigen por las mismas pautas. pero cuando se trata específicamente del proyector, es muy importante comprender algo: no son generativos.

No están aquí por naturaleza para traer vida al mundo, no es su esencia natural.

Simplemente no lo es. Claro que pueden. Pueden ser condicionados para hacerlo, pueden ser condicionados para ser fértiles al estar en el aura de alguien con quien realmente no deberían estar en el aura. Y luego terminan siendo reproductivos.

Los proyectores no son generativos ni manifestadores y cada vez que entran en cualquiera de esos reinos sufren las consecuencias de ese condicionamiento porque no es para ellos. Están aquí para ser reconocidos y reconocidos como guías y están aquí para ser recompensados con energía por ser esos tipos.

Piensa entonces en la sexualidad de un proyector. Ese proyector solo tiene una forma de saber si una relación es valiosa o no, después de todo, tienen que ser invitados. Pero después de eso todo está fuera de su control. No van a ser invitados a este tipo de sexualidad o ese tipo de sexualidad o lo que sea. Van a entrar en la vibración de la relación, van a entrar en el campo de manifestación generativa que está ahí y van a ser gobernados por ese campo, no son ellos

Ves que no están aquí en el nivel más profundo para preocuparse por lo que traen al mundo. Están aquí en el nivel más profundo para asegurarse de que el mundo siga funcionando. Y en cierto sentido, para los proyectores todos somos niños. Ya sabes, un proyector mira al resto de los tipos de energía y los mira y dice: «vaya que necesitan orientación, todos estos pobres niños pequeños, vaya que están perdidos, mejor los llevo y les muestro el camino». Porque esos son los verdaderos hijos del proyector. Lo ven en todos porque ven que la gran mayoría de los tipos de energía son simplemente caóticos. Caóticos como amantes, caóticos como amigos, caóticos como trabajadores.

Esa no es una vida sexual fácil si no entras en ella con claridad. Eso no es una intimidad fácil si no entras en ella claro y simplemente no lo es puede ser muy doloroso y recuerda que el proyector no puede salir tan fácil. No son manifestadores que dan un portazo, no son generadores esperando a que se agote la respuesta. Tantos proyectores que sé que permanecen en una relación hasta que es obvio que les están invitados a largarse. Así es como funciona y hay que entender que es al revés. Mira, el trabajo del proyector es poder decir: “ahí está la puerta, tómala”. Ellos son los que están aquí para guiarnos y señalarnos el camino, son los únicos que pueden decirnos a dónde ir, no qué hacer. Dónde ir. Para mantener todo el tráfico en movimiento para mantener todo en armonía, para eso están aquí. Entonces, en su salud y su sexualidad en su intimidad, se puede ver que los proyectores lo están pasando realmente mal. Les cuesta adaptarse a ese mundo. Y debido a que no tienen la energía generadora continua para manifestar la capacidad de operar en la estrategia momento a momento, salir de ella no es fácil.

Si cometen un error, ese error puede perseguirlos durante décadas. Décadas». Ra Uru Hu

Décadas, décadas, tal cual.

Bueno , vamos allá, con mi forma de verlo.

Aunque con un sólo texto, de toda la info que Ra nos compartió, es complicado y aventurado opinar, para mi esta clara la parte objetiva y mecánica que hay detrás.

Sí, a mi me resuena cada palabra. Si no te resuena no eres proyector. Sin más.

Hay que entender a la perfección la parte mecánica del DH, sino la entiendes no sigas leyendo nunca serás proyector y no pasa nada. Se puede vivir condicionado moral y culturalmente felizmente. Esto no es para ti y todo es correcto.

En 1781 el manifestador murió y surgió ese mutante uraniano con el fin de guiar la energía, el proyector.

Incluso Ra tenía sus miedos para encontrar las palabras adecuadas para no ofender susceptibilidades. Es lógico, madres proyectoras con hijos , padres proyectores casados 35 años con hijos te van a decir que te jodan, para mi no es el DH.

Yo soy de una familia tamaño WA. Con muchos proyectores en escena, vamos un tortuoso conglomerado de amarguras salpimentado con una madre manifestadora emocional.

Mi No Ser quería una familia numerosa para , cómo todos, curar heridas transgeneracionales. La cordura o la vida hizo que se amortiguara los efluvios tártaros dejándolo en la parejita a una edad tardía.

Aunque reconocí mi tipo con 38 años, al nacer mi segundo hijo, era evidente que algo se cocía en mi desde mucho antes.

El trabajo me era complicado, el “uno a uno” se me daba de maravilla, me sentía a gusto en lugares tipo cuevas, siempre me sentaba fuera del condicionamiento energético, me obsesionaba conocer la mecánica de las gentes, bueno y muchas más cositas.

Siento que mis hijos tenían que venir al mundo sea yo proyector o no.He logrado cumplir mis responsabilidades condicionadas de padre en un mixing de Ser y de No Ser gracias a la energía inconmensurable de su madre, mi pareja kósmica.

Asumir esta realidad y esta biografía no significa el abandono de mi camino como proyector diferenciado y sentir como mías las palabras de Ra.

El DH es para los jóvenes y mi consejo objetivo, consecuencia de la mecánica energética, es que los proyectores no deberían tener hijos.

Podíamos añadir más consejos sobre parejas, amor,sexo, promiscuidad y otras milongas pero creo que la revolución del Proyector, la debe descubrir cada uno.

Por cierto, sino sabes que eres proyector o si lo sabes pero sientes que quieres tener hijos, sigue lo que sientas. Que no te condicione nada, ni el jodido DH.

La vida siempre manda.

©Alf Gauna

Un comentario sobre “¿Deberían tener hijos los Proyectores?

  1. soy proyector, 18 años y 2 meses de descubrir el DH, me he obsesionado con aventurarme en el tanto como pueda, una cognición de búho, encontrar tu blog y leer esto ha sido como, pufff, que mas da, a seguir jugando este jueguito llamado vida.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s