Campo Morfogenético Emocional

Ese Marte guerrero de 7 centros, el de la astrología de toda la vida, ha mutado.

Sí, los planetas, cómo nosotros, mutamos cuánticamente al cambiar nuestra frecuencia de resonancia.

Sí, eso que dice la Blavatsky con ese lenguaje que me horripila, lo de la ascensión.

OMG el puto lenguaje.

Lo que en teoría nació para entendernos cada vez nos distancia más.

Por mucho que lo intente google y su translator, of course dando como moneda de cambio nuestra intimidad desnuda viajera por la red, para que nos entendamos, ya no es problema de idioma sino de nivel de consciencia.

El “mito de lo dado”, “el sesgo de confirmación”, “ el posmodernismo”, “el folclore”, “el tribalismo”, “las heridas” conforman el velo de la babelia moderna.

La RAE debería sacar un diccionario por Nivel de Consciencia, pero, claro ellos son los más inconscientes y caducos de todos. Apoltronados a la espera de patentar los vulgarismos homogeneizados que por repetición la masa proclama.

El lenguaje homogeneizado es “Eve”, la killer de los Fondos de Inversión. Si, el lenguaje asesina la diferenciación, el proceso de individuación.

El arte es una creación individual diferenciada, el nacimiento de un nuevo lenguaje, nuevas acepciones fractales.

La resonancia creará diccionarios fractales. Diversas especies haciendo botellón en la taberna de Star Wars.

Ese océano de neutrinos que nos baña forma un campo morfogenético, que nos informa, que nos da forma y que esta mutando de lo estratégico-físico-activo-focalizado-extrovertido a lo receptivo-emocional-pasivo-periférico-introvertido.

Esas tres familias de neutrinos, electrones y quarks del modelo estandard con diversas masas y energias son los caminos sutiles de la pedorra ascensión.

El nuevo Marte despierta a nuestro cristal de conciencia, nuestra alma, si quieres, a la emoción.

Mutar el lenguaje del uno al dos, del yo al nosotros.

Una pena que sólo a unos pocos nos de tiempo a saborear brevemente ese sueño de lo transpersonal y que tenga que venir una mutación biológica para romper lo humano por lo rave, el nosotros sin individualidad.

©Alf Gauna, 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s