Kalabazas Kósmicas

La vida me ha dado calabazas.

No hubo testigos.

Sólo miles de hadas y de duendes.

En un instante universal impreciso,

el tiempo se paro.

En un espacio concreto, 

la culpa venció a la pasión.

El agujero negro del condicionamiento 

engulló la luz de la supernova del amor.

No importa.

La batalla del miedo nunca 

gana la guerra del amor.

La adoración siempre vence 

a la mecánica cuántica del chisme.

El universo bendijo con su magia 

el momento.

La soledad quizá vuelva pero, 

un dios agradecido. 

al fin, 

sintió el arcoiris 

del abrazo de 

los besos olvidados.

©Alf Gauna, 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s