Nightingale

Tonight

a nightingale

sang

at my window.

Yo como

“eight kósmic

hummingbird”

aleteo

y aleteo

para abandonar

mi roto

cuerpo

nocturno.

Quiero

volar con él.

El ruiseñor,

alterego

de mi ano,

canta

la canción

del no.

No.

No,

a lo

que

No siento.

No.

No,

a la

sodomía

estratégica.

No.

No,

al

inocente

veneno

de esos

grupos

de ocultas

intenciones.

El desencarnado

ruiseñor

testifica

el dolor

del tsunami

de lava que

rompe

las rígidas

compuertas

de la realidad.

No,

dice No.

Mi rebeldía

no tiene causa.

Es ese estilo natural

que huye de la acartonada

y artificial mediocridad

vibrando con la eterna

exquisitez promiscua

de los nudos de amor.

Ese camino de agua

que busca el fuego,

codón infinito

escultor

del diamante

de mi ser.

©Alf Gauna

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s