Apercibiendo

Hoy toca poesía.

 

El mecanismo creativo 

se enciende solo 

al son alucinógeno del

Love Theme 

de Blade Runner, 

 

Mi corazón late tranquilo

Mi cognición no es humana.

La observo desde fuera.

 

Es un mecanismo apasionante.

Libre de creencias impuestas,

con un mecanismo corporal 

funcionalmente correcto,

apercibe cognitivamente.

 

Un robot cognitivo 

perfectamente programado 

para apercibir eventos y 

establecer correlaciones novedosas.

 

La nouveauté 

es la base 

de la emergencia.

 

La emergencia nace por mutación, 

en un juego kósmico 

de translación, 

rotación, orbitación, 

precesión y nutación.

 

¿Ordenado? azarosamente 

en un baile de resonancias, 

armonías y disonancias 

emerge ese sueño de 

finitud espacio-temporal 

que encorseta la percepción.

 

Una maquinaria kósmica 

que convierte 

unos its sin-sentido

en unos bits sin-sentido.

 

La evolución parece que 

juega al pin-pong,

con los its y los bits 

para construir 

la arquitectura cognitiva 

de un IT.

 

Un IT 

que quizá 

tenga un byte de sentido

o quizá no.

 

¡Qué vanidad tiene la mente!

Pretende dar un byte metafísico,

el espíritu santo del propósito, 

a un robot kósmico.

 

Gracias a dios suena

el “Teach me tonight” de Dinna.

 

Un malware oculto 

despierta el programa 

biológico del deseo.

 

Mi yo despierta y percibe 

que yaces junto a mi en el suelo.

 

Tu lengua de bruja 

amante de blancanieves 

comienza a lamer 

mi corazón de hojalata.

 

Poco a poco mi acero muta 

y la piel emerge 

con la saliva 

que gotea de tu boca.

 

Una supernova sístolica 

hace que la sangre brote 

de mi corazón y 

destruye la coraza 

de mi vanidad cognitiva.

 

Mis pulmones respiran 

el aroma de tu ser 

y mis manos comienzan a viajar 

por tu cuerpo en busca  

de tus pechos, ansiosos 

de una rotación armoniosa.

 

Me armo de valor y muevo 

mi cerebro hasta 

el órgano genital del placer.

 

Allí , doy gracias al Gepetto divino,

por ese plan diabólico,

en forma de mentira, que da alas 

para que un Pinocho morboso 

frote su nariz 

contra la lámpara de aladino

de tu pasión.

 

En busca de ese tiempo perdido

que se esconde en el wormhole 

de tu vagina y que nos llevara a viajar 

más allá de la galaxia del ego y del yo.

 

Empapados por un tsunami 

viscoso de nosotros,

apercibimos el placer 

de estar vivos 

en un mar de quarks y de neutrinos.

 

La hebra fractal de la vida.

 

©Alf Gauna, 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s