La Secuencia de Venus, ¿Karma o Dharma?

¿Hasta cuándo este puto karma?

“Siempre me aparecen los mismos tíos en mi vida casados y cansados o aburridos de su relación, y en el fondo quieren de mi que sea su amante porque o son unos cobardes que no quieren romper con todo o están atrapados por las ataduras del sistema, ya sea en forma de hipoteca, de hijos o del que dirán.

Yo, que ya tengo experiencia en cagarla, me mantengo un paso por detrás y me entrego a medias. Es un amor dosificado por las circunstancias. La entrega total sólo pasa en las películas.

¿Por qué no tengo derecho a tener un pareja plena para mi sola?.” Pepita Jiménez

Este es un relato habitual que llevo escuchando durante casi 20 años en mi variopinto camino de acompañante kósmico

La Secuencia de Venus es un paréntesis en ese camino de individuación que es nuestro Dharma.

Es la oportunidad que sólo a unos pocos, muy, muy pocos, la serendipia de la vida le pone por delante.

No, no es una técnica. No hay que aprender nada. Sólo hay que observar, contemplar una serie de señales que hay en el proceso. En una palabra, utilizar la mente exclusivamente para mirar las experiencias que acaecen una vez que se abre la caja de pandora al aceptar el Camino Dorado.

La mente no lleva el control, la vida lleva el control. Y, en consecuencia, no hay agendas ni calendarios. Sólo la humildad de aceptar nuestra indefensión ante nuestras heridas y oler el aroma impersonal de un proceso que es para todos igual, salvo que unos son conscientes de observarlo y otros nunca lo serán. La vanidad personal hay que dejarla a un lado y sentir que somos un elemento más en la herramienta de sanación del fractal de cada herida kósmica.

Por ello, la mayoría abandona en mitad del camino. Las excusas son muchas, pero da igual, abandonan.

Hay que ser muy valiente para aceptar un final en el que el Dharma de Pepita Jiménez pueda ser la de amante y que realmente no sea su Karma. No lo diga que lo sea, digo que entre miles de millones de vida al universo le da igual el bien o el mal homogeneizado de la moral humana y no distingue entre amantes o matrimonios bendecidos por la ley, por la santa madre iglesia o por el rito zulu de beberse la sangre de los contrayentes.

Disney y el Ministerio de la Iglesia, con todo su poder, intentan crear un mundo de ilusión y de fantasía, un mundo princesas y de príncipes, un mundo que nos aleje del pecado de la promiscuidad o la lujuria en pos de la codicia multinacional o de la pederastia eclesiástica.

Dejémoslo claro, la familia no es más que la unidad básica de explotación capitalista y el estado socialista/comunista es la unidad básica de explotación del karma de la individualidad inconsciente.

Ojo que no estoy echando por tierra la comunión sagrada entre seres turquesas que se respetan y co-crean en común querubines post-turquesas que intenten salvar nuestra madre Gaia. ¡Uy! me ha quedado especialmente cursi esta frase, pero es chula, no la quito. Nunca quito nada, ¿quién soy yo para callar lo que el universo habla a través de mi?

Pero, es evidente, que hay que realizar un cambio de rumbo en esta época de Colapsología, término super guay en el que los cospiranoicos detallamos los pasos del Apocalipsis final, la ciencia del colapso. Me encanta.

Ese cambio de rumbo consiste en encontrar nuestro Dharma, nuestro camino de individuación hacía una prosperidad armónica.

Pero ¿sabéis?, realmente esto es difícil de conseguir sin un corazón abierto. Aquí siempre me dan de hostias diciendo que te follen Alf yo no me voy a quedar con el culo al aire entre tantos tiburones.

La gente confunde corazón abierto, con debilidad, con ser vulnerable. Para mi un corazón abierto, es un corazón valiente, un corazón fuerte que permite a nuestro ser vivir las experiencias sin condicionamientos mentales. Que entre el aire en el corazón sin el muro de nuestras heridas, sin la mascarilla del miedo a perder.

La Secuencia de Venus , es ese paréntesis, que nos llevará o no abrir ese corazón. No todos lo logran y , eso es, quizá la primera premisa de humildad.

No sé, quizá pueda seguir , con detalles técnicos de esta Secuencia. Seguro que mis estadísticas suben. La gente le pirra la información, acumula información que luego quizá su vida no le permita utilizar.

Me voy a dar un paseo y lo pienso….

Maybe, to be continued

©Alf Gauna, 2020

Un comentario sobre “La Secuencia de Venus, ¿Karma o Dharma?

  1. Sobre este post ,de la secuencia de venus.
    Para sintetizar,todo se lleva a la honestidad de cada uno en su corazón y lo que más alimenta como el cuento de los niños y el lobo,gana el que más alimentes.
    Respecto a la libertad está el respeto o moral o engaño, dionisíaco .
    El tema es el resentimiento que se crea por falta de valentía .
    En palabra verdadera,sobre la etiqueta del juego,amantes,folla amigos o matrimonio eterno..
    Tres salidas al pacto .
    1..Nos gusta compartienos con más seres. Si perfecto..
    2..si nos abrimos a otros seres ,pero no quiero saberlo..
    3.. solo tú y yo bailando ..hasta que el tuétano no tenga impulsos creativos..
    En fin la libertad transparente…requiere espacio ..para que el otro se pueda reflejar..y vaciar o llenar .
    Un abrazo Alf!! Jajaja

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s